Tesla publica la segunda parte de su plan maestro 10 años después

Innovación
Tesla

Elon Musk vuelve a presentar en el blog de Tesla el plan que tiene la compañía para los próximos años: energía solar, camiones y autobuses eléctricos, así como coches autónomos y transporte compartido.

Hace 10 años, Elon Musk publicó el llamado “plan maestro” de Tesla, en el que explicaba los planes de la compañía para llevar al mercado coches eléctricos que pudieran hacer frente a los coches con motores de combustión, buscando poco a poco reducir su coste. A juzgar por el éxito de los coches eléctricos de Tesla y la aparición del Model 3, parece que el plan de la compañía está saliendo bien.

Ahora, Elon Musk ofrece en el blog la segunda parte del plan, y en ella lo primero que trata es de justificar la operación de SolarCity, por la que ha sido duramente criticado, ya que los inversores creen que la compañía tiene que centrar sus esfuerzos en reforzar su producción para hacer frente a la demanda del Model 3. Tesla dice tener planes para la expansión de sus baterías Powerwall, junto con los sistemas solares de Solarcity, por lo que habrá que ver que surge al combinarlos.

Por otro lado, tras las diferentes modelos de coches eléctricos que han puesto a la venta en el mercado, parece que Tesla buscará entrar en otros sectores, como el de los camiones y autobuses eléctricos, buscando reducir el coste del transporte lo máximo posible.

Además de esto, parece que Autopilot es sólo el principio, y la compañía está decidida a contar con coches totalmente autónomos. Según sus pronósticos, esperan que la aprobación de este tipo de vehículos autónomos requieran 10.000 millones de kilómetros de pruebas, y actualmente se recorren unos 5 millones de kilómetros diarios.

La conducción autónoma sólo es una parte del plan de Tesla, ya que esperan que sus coches puedan crear una red parecida a la de Uber o Lyft, de forma que se puedan compartir y utilizar como “taxis”. Tesla contempla el que sus coches autónomos puedan ofrecer servicios mientras no los usemos, generando ingresos para los usuarios, que reducirían aún más el coste y que facilitarían hacerse con uno de sus coches. De hecho tienen previsto que en grandes ciudades, donde la demanda de transporte exceda a los coches con dueño, operarán su propia flota de coches autónomos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor