The Wrap: se acabaron los líos con los cables del cargador

Empresas

Aún seguimos a vueltas tratando de encontrar la solución perfecta al inevitable problema de tintes gordianos de los dichosos cables de los auriculares y ya va siendo hora de resolver uno un poco más sencillo: el del cable del cargador. Sencillo porque al menos es un solo cable. The Wrap es una de esas ingeniosas soluciones de diseño práctico por el que una simple pieza de plástico parece resolverlo todo con sencillez. Y además a cambio de poco dinero.

Un pequeño accesorio para el cargador USB, una gran tranquilidad para la maraña de cables en que puede convertirse el cajón de los cargadores o el bolsillo del maletín en el que te llevas de vacaciones tus preciados chismecicos.

The Wrap se acopla en la parte trasera del cargador y al mismo tiempo que permite continuar usándolo aporta un par de pequeñas piezas donde sujetar el extremo del cable una vez que has dejado de emplearlo para proporcionar energía al dispositivo y quieres evitar tener un pequeño homenaje a un plato de spaghetti desbocado.

Sí, vale a ti ya se te habría ocurrido pero han sido los muchachos de The Wrap los que lo han llevado a la práctica, lo han patentado, lo han fabricado y lo venden a unos 7€ la unidad, así que deja de quejarte, inventa tú… y vente conmigo a comprar un Wrap de estos. ─[The Wrap]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor