Thirstie, un telebotellón que ha levantado 1,1 millones de dólares de fondos

EmpresasFinanciaciónStartups

Las startups de entrega de bebidas alcohólicas a domicilio están abriendo un nuevo nicho de mercado en EE.UU.

Hoy os invitamos a otra ronda. De financiación y de cervezas. La startup Thirstie, enfocada al reparto a domicilio de bebidas alcohólicas en EE.UU, ha comunicado que ha obtenido 1,1 millones de dólares en fondos de capital semilla.

Es una cantidad pequeña para lo que estamos acostumbrados respecto a firmas emergentes americanas, pero son los primeros pasos de la empresa. Además, su fundador y CEO, Devaraj Southworth, explica que no querían aumentar mucho la financiación hasta no probar su modelo de negocio.

En la ronda han participado inversores individuales, como Rakesh Gupta, de KiwiTech y director de KiwiVentures, según se hace eco TechCrunch.

Thirstie no entrega alcohol por sí misma, sino que se tiene acuerdos con un centenar de tiendas minorista que distribuyen bebidas en ciudades como Los Ángeles, Miami, Nueva York y San Francisco. Así, desde la startup se ahorran todos los problemas derivados en establecer una red para el transporte y despacho de alcohol.

Al igual que pedir productos frescos a domicilio se ha convertido en un nicho interesante para el ecommerce, algo parecido podría ocurrir con las bebidas alcohólicas. Además de Thirstie, en EE.UU ya han surgido otras startups que se dedican a ofrecer alcohol a domicilio, como Minibar, Swill o Drizly. Normalmente exigen superar los 21 años de mayoría de edad y prometen entregas entre media hora y sesenta minutos, contando con sus propias apps móviles para poder hacerlo desde cualquier lugar.

¿Un modelo a replicar?

En España, de este tipo de servicios, muy populares hace unos años, queda ya poco rastro. La primera ley ‘antibotellón’, publicada en 2002 y ubicada en Madrid, incluía entre sus medidas la prohibición de vender alcohol entre 10 de la noche y 8 de la mañana, un franja horaria en la que solían operar este tipo de empresas.  A esta ley le seguirían similares en otras ciudades.

No obstante, y pese a las normativas, en España podemos encontrar algunas webs que aún permiten ordenar bebida a domicilio. Es el caso de la barcelonesa TeleBotella, que da la posibilidad de pedir botellas y packs en casa a cualquier punto de la Ciudad Condal, aunque en sus términos y condiciones explica que hace la entrega a través de operadores de transporte y en los horarios de las mismas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor