¿Tienes tu carcasa de iPhone4 para solucionar el problema de la antena? Pues hoy acaba la promoción para conseguirla gratis

Empresas
0 0

Los grandes se hacen aún mayores cuando algo no sale como debiera y lo solucionan con prontitud.

En el caso del esperado iPhone4 uno de los problemillas que presentó era que al agarrar el móvil de una determinada manera las propias manos del  usuario hacían que se perdiese cobertura. Nada que no se pudiera solucionar con una simple funda de plástico que Apple se apresuró a regalar entre sus clientes. Pero todo lo bueno tiene un final, y hoy, 30 de septiembre, termina la promoción. Pero si se te ha ido el santo al cielo no desesperes, hay otras soluciones. ¿Deseas saber más?

Un pequeño defecto en el diseño de la antena del iPhone4 causaba la atenuación e incluso pérdida completa de la señal en determinadas circunstancas, debido principalmente a que la antena va comunicada con el marco externo del móvil, que al recibir en determinados puntos la presión de la mano del usuario descuajeringa todo el sistema de recepción de la señal. Un poquito de plástico (ese gran aislante) y todo solucionado, y Apple colaboró regalando a los compradores de su penúltimo objeto de deseo una funda e una promoción que terminaba hoy.

Pero si eres de los que deja las cosas para el final y se te ha pasado el plazo para solicitarla aún tienes otras soluciones.

Una es pasar por caja y comprarte una funda, que tampoco son tan caras y hay miles de modelos diferentes, seguro que encuentras alguna que te guste. La otra es buscar un poco de cinta aislante y aislar artesanalmente el pequeño rincón de la discordia.

Si esta opción te gusta pero tienes un poco más de estilo y cierto sentido del humor puedes desechar la rústica cinta aislante y colocar una simpática pegatina aludiendo al problema.

Teniendo en cuenta que el problema tiene que ver con la conductividad de la piel humana, otra opción es añadir un accesorio, la iHand (iMano) para proporcionar un agarre del móvil firme, no conductor pero sin perder la forma humana. Además hay varios colores de mano para elegir.

Luego ya podríamos seguir directamente las enseñanzas del propio Steve Jobs, que pasarían en primer lugar por negarlo todo diciendo aquello de “le pasa a todo el mundo“.

Luego quizás empezar a fijarnos con atención por si hay algo que estamos haciendo mal.

Y finalmente aprender a coger bien el teléfono para tener cobertura a tope.

No era tan difícil, ¿verdad? ─Antonio Rentero [Apple]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor