Todo lo que siempre quisiste saber para hacerte minero espacial

Empresas

Desde que conocimos la noticia sobre la conferencia de Planetary Resources acerca de su negocio de minería espacial, en Itespresso estamos esperando con ansia que nos desvelen los detalles. Pues bien, la conferencia ya se ha producido y por fin sabemos con certeza que todo lo que necesitas para convertirte en un futuro minero espacial es, simplemente, ser un robot.

Sí, los planes de extracción de recursos del espacio pasan por el abaratamiento de costes, haciendo que el uso de seres humanos sean inviable. Esa era una de las principales dudas pero veamos con detalle el plan que tienen.

Aunque parezca mentira, la primera fase comenzará en menos de 24 meses, con el lanzamiento de los primeros satélites Arkyd 100. Pequeños telescopios robotizados orbitando cerca de la Tierra y encargados de seguirle la pista a los asteroides que pasen cercanos a nosotros.

En una segunda fase, con lo que aprendan de éstos lanzarán los Arkyd 200, que serán producidos de manera masiva lo más barato posible y que gracias a sus propulsores serán los encargados de investigar directamente los asteroides más prometedores.

Por último, en unos diez años se espera lanzar los Arkyd 300, las primeras naves-robot mineras, que empezarán a “extraer” los materiales y traerlos. Y lo decimos entre comillas, porque muchas veces las partes de los asteroides se mantienes juntas por muy poco, por lo que bastaría con engancharlas y llevarlas de vuelta a la Tierra.

Pero no sólo se espera conseguir todo tipo de minerales y metales, que ahora resultan escasos en nuestro planeta. Uno de los recursos más importantes será el agua, ya que aunque no sean misiones tripuladas, se podrá utilizar como combustible al separarla en hidrógeno y oxígeno.

Formarán así las primeras “gasolineras” espaciales, que servirán para lanzar misiones cada vez más alejadas, permitiendo esparcir nuestros robots mineros por el espacio como si de polen en la feria se tratara.

Los datos que obtengan serán compartidos con la comunidad científica y colaborarán con la NASA y otras agencias. La construcción de los primeros Arkyd comenzará dentro de poco en Seattle.

Y esto es básicamente todo lo que han dicho. Tan sólo espero que a los robots les acoplen un chip antoniomolinesco para hacerles un poco más ameno su trabajo y que el buen rollito evita que luego nos ataquen a su regreso.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=pWd35SMlVSA[/youtube]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor