Todo sobre Chrome

Cloud

El buscador ha revolucionado Internet desafiando la hegemonía de Explorer y lanzando su navegador propio por sorpresa. Descubra todas sus claves en este especial.

Hagamos un poco de historia. Cuando en 2004 alguien preguntó a los fundadores de Google, Larry Page y Sergei Brin, si su compañía crearía alguna vez un navegador para Internet la respuesta fue clara y contundente: “No. No vamos a inventar la rueda“.

Cuatro años más tarde la idea ha cambiado y el pasado lunes 1 de septiembre los rumores de que Google lanzaría su propio navegador -que habían estado circulando por foros y blogs desde hacía meses- se hicieron realidad cuando la propia compañía anunció -probablemente, por error- el lanzamiento de su navegador Chrome.

Aunque el software no se podía descargar hasta el día siguiente, la noticia corrió como la pólvora por la Red. Los internautas, sedientos de información, tuvieron que conformarse con un original cómic en el que se explicaban algunas cualidades del futuro navegador.

Así pudimos conocer que el motor de renderizado está basado en el del navegador Safari y que cuenta con un sistema llamado Omnibox que, cuando el usuario escribe una dirección web, le sugiere una serie de direcciones tomadas de Internet, entre otras funcionalidades.

Y mientras tanto, en Microsoft debían estar lamentándose de haber lanzado días antes la prueba de Internet Explorer 8. Google les ganaba la partida y mandaba un órdago a los de Redmond dándoles donde más le duele, en su negocio hegemónico de buscadores, al que ni Firefox ni Opera ni Safari habían conseguido hacerse tambalear de momento.

Continúa leyendo más sobre Chrome….

Tan pronto como estuvo disponible en la Red, los internautas se lanzaron a bajarse el nuevo programa y hacer sus primeros comentarios. El éxito fue tal, que en su primer día de vida, la nueva apuesta de Google ya había conseguido el 1 por ciento del mercado de los navegadores.

De este modo, Chrome superaba así en tan sólo unas horas a algunos de sus competidores como Opera o Netscape. En total, 14 millones de personas descargaron la beta de Chrome, definido por la firma como “un nuevo navegador de código abierto creado para mejorar la experiencia del usuario en la Web”.

Para entonces, Chrome ya estaba disponible en 40 idiomas y el baile de cifras en los medios no se hizo esperar. Algunos incluso le concedían un 2,4% del mercado en sus primeras 24 horas de vida. Todo un record.

Lo cierto es que donde Google ganó también la partida es en la repercusión mediática. Su propio servicio de noticias registraba más de 3.000 entradas distintas sobre el nuevo navegador a escasas horas del lanzamiento.

Puede descargarse Chrome en la página de descargas de Vnunet.

Continúe leyendo más sobre Chrome

Sólo unas horas después del lanzamiento oficial, Vnunet colgó en la web su primer análisis exhaustivo sobre el nuevo navegador, que venía a confirmar la expectación de los usuarios: es rápido, seguro y fiable.

Eso sí, hay que recordar que es una versión beta, es decir, no es la definitiva, por lo que todavía el navegador puede presentar algún fallo, que Google, ciertamente, está corrigiendo a velocidad de vértigo, como es el caso de la compatibilidad con algunas aplicaciones de Facebook, por ejemplo.

La compañía, además, ha ido haciendo modificaciones sobre la marcha durante toda la semana. Se han mejorado pequeños problemas de seguridad y también se han hecho caso a peticiones que habían suscitado la alarma de los internautas, como el hecho de que, siendo un sistema Open Source, se cedieran a Google todos los derechos de lo que los usuarios escribieran sobre Chrome. El buscador no ha tardado en modificar esa cláusula de sus términos de uso.

Además, aparecieron los primeros trucos y consejos para optimizar el uso del navegador y poder acceder a pantallas secretas y aplicaciones ‘escondidas’ de Chrome.

Continúa leyendo más sobre Chrome…

Pero la historia de Chrome no ha hecho nada más que comenzar a escribirse. La compañía ya ha anunciado que, aunque todavía no hay fecha prevista, lanzará versiones de su navegador para Linux y también para Mac, lo que ha sido acogido por los usuarios con optimismo.

Diferente percepción es la que tienen algunas empresas de la competencia, como Yahoo!, a la que no ha gustado nada que el navegador no permita la instalación de ‘barras de herramientas’, una opción que tienen activada miles de usuarios y que registra el 12% del tráfico de búsquedas online.

Pero está claro que la compañía más perjudicada con el lanzamiento ha sido Microsoft, que ve amenazada la hegemonía que hasta ahora tenía en Internet con su Explorer. De hecho, no se han hecho esperar y Redmond ya ha anunciado que llevará a Google a los tribunales ante lo que considera que es una situación de claro monopolio.

Habrá que estar atentos a lo que suceda en Internet durante los próximos días, porque el nuevo episodio en la guerra ‘Microsoft-Google’ promete ser apasionante. Podrán leerlo en Vnunet y el resto de webs de información tecnológica de NetMediaEurope, elijan el navegador que elijan.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor