Todos estos cachivaches lleva Stephen Wozniak en su mochila [Veredicto: y tú te creías un technofriki]

Empresas

Stephen Wozniak no necesita la mochila de Pocholo, necesita el baúl de la Piquer. Casi una treintena de dispositivos varios entre portátiles, tablets, libros electrónicos, smartphones, relojes inteligentes y demás es lo que suele llevar en su equipaje el cofundador de Apple cuando sale de viaje. Sin hablar de la ropa y enseres de aseo. Y luego están los cargadores. A este las limitaciones de peso del equipaje se le deben traer al pairo. A continuación te detallamos todo lo que supone el equipo imprescindible sin el que el bueno de Woz nunca sale de casa.

Recuerdo cuando el verano pasado fui a Berlin para cubrir informativamente para Gizmodo IFA2011, la Feria de la Electrónica que al hacer el equipaje tuve que dejar un pequeño macuto aparte para guardar todos los apechusques electrónicos que necesitaba para ejercer mi labor de corresponsal, además de algún otro que también servía para el ocio más la redundancia de seguridad ante posibles contingencias.

Un netbook, un ratón plegable, un tablet de 7″, un smartphone de 4″, un móvil tradicional pequeño con buena cámara y GPS, una cámara digital compacta de 14 megapíxels con sus correspondientes baterías de repuesto, un lector de libros electrónicos para momentos de asueto y los correspondientes cargadores. Y mi novia me miraba como a un bicho raro mientras estibaba la carga en la bolsa de mano (¡ni hablar de facturarlo y perderlo de vista!).

Pero como siempre, a todo hay quien gane. Y como quizá uno de los seres humanos más singulares y frikis en esto de la tecnología sea Stephen Wozniak, uno de los cofundadores de Apple, su equipaje tecnológico tenía que estar a la altura de las circunstancias. Empezamos con el listado.

MacbookPro, altavoz inalámbrico Jambox, funda/teclado para iPad, iPad (2, uno suyo y otro de su mujer), Amazon Kindle, Garmin GPS (2), iPhone (4, la mitad suyos, la mitad de su mujer), Galaxy Nexus (2), módems inalámbricos (4, dos para 3G y dos para 4G), Mutewatch (2), iPod Nano (2, uno suyo y otro de su mujer), un disco duro externo, varios cargadores adicionales de baterías…

A lo que habría que sumar un buen montón de adaptadores de corriente USB con cable retráctil.

Además en la mochila lleva un ratón inalámbrico, unos prismáticos, un conector para proyector, varios Gameboy Light con sus cables, adaptadores de corriente para otros países, gafas especiales con lente en forma de prisma para ver pelis tumbado en la cama (¡en esto sí que nos ha ganado a todos!), gafas de sol, varios auriculares, toneladas de lápices (y sacapuntas) y bolígrafos, punteros láser rojo-azul-púrpura-amarillo-verde, tarjetas de crédito, de puntos de aerolíneas y hoteles, de aseguradoras médicas, memorias USB y adaptadores varios, pilas de todo tipo para sus múltiples cachivaches, gotas para los ojos…

Todo eso llega a hacer que su mochila pese unos 25 kilos y cuando alguna vez en un aeropuerto le han obligado a vaciarla ha necesitado hasta siete bandejas para depositar todos y cada uno de los objetos que acarrea.

Por si había alguna duda el propio Woz asegura que todos y cada uno de los dispositivos que aparecen en la fotografía, excepto 2 iPhone, un iPad Nano y un iPad que pertenecen a su mujer, son suyos y siempre los lleva consigo repartidos entre sus bolsillos y su mochila. Lo que no se ve (pero también lleva siempre) es un AirPort Extreme. Reconoce que hay algo que no usa demasiado de todo esto… el ratón Bluetooth.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor