Toshiba accede a la alta definición

Workspace

La compañía ha mostrado su primer portátil con una unidad óptica HD DVD para la nueva generación de DVD de alta definición.

El último modelo de la compañía de la gama Qosmio, que se presentará en CeBIT, con un precio que oscilará entre 3.000 y 4.000 euros, estará disponible en todos los países dentro de pocas semanas.

El portátil es otra prueba de la próxima batalla multimillonaria por el estándar que sustituirá al DVD. La lucha se centra entre Blu-ray, respaldada por la mayoría de las compañías de electrónica de consumo, como Sony, Philips o Matsushita, y HD DVD, liderada por Toshiba y NEC.

Ambos formatos ofrecen mayor capacidad de almacenamiento que el actual DVD, necesario para almacenar películas de alta definición, que ofrecerá una calidad cuatro o cinco veces mayor que las actuales.

Las primeras máquinas Blu-ray, anunciadas por Samsung, Philips y Sony tendrán un precio muy superior y se esperan para la segunda mitad de este año. Samsung planea vender su primer reproductor en mayo, la misma fecha en que se empezarán a vender las películas Blu-ray, que costarán un 20 por ciento más que los actuales DVDs.

El fracaso a la hora de ofrecer un estándar unificado recuerda la batalla entre VHS y Betamax de los años 80. Cada facción espera quedarse con el mercado de vídeo para el hogar, valorado en 24.000 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor