Toshiba recibe menos ofertas de las esperadas por la participación en su negocio de chips

Adquisiciones y FusionesEmpresas

La fabricante japonesa busca sanear con la operación las pérdidas originadas por su división nuclear en Estados Unidos.

No atraviesa Toshiba una buena racha, desde que en 2015 se descubrieran las irregularidades financieras con las que habían maquillado sus libros de cuentas. Por lo que parece, ni siquiera las medidas destinadas a cambiar su suerte terminan de salirle como esperaban. Hace unos días, la empresa anunciaba su intención de vender parte de su negocio de chips, para poder así hacer frente a las pérdidas de miles de millones de dólares que le va a reportar su centro de Estados Unidos, dedicado a la industria nuclear. Pero no han conseguido que se desate una puja muy reñida.

Según publica el Nikkei Asian Review, la oferta de venta no ha generado demasiado interés en los potenciales compradores, recibiendo propuestas de cinco pretendientes frente a los diez que habían manifestado inicialmente intenciones de hacer una oferta.

Entre los que habrían hecho una propuesta a Toshiba antes del viernes, cuando se cree que terminaba la fecha para lanzar ofertas, están otras fabricantes de chips como Western Digital o Micron Technology. Toshiba les ofrece un 19,9% de derecho de voto en la nueva entidad, lo que podría haber echado para atrás a fondos de inversión, que no ven en este porcentaje una participación lo suficientemente elevada.

Sim embargo, una última oferta, conocida este mismo martes, podría cambiar el panorama. SK Hynix se habría sumado a la puja, ofreciendo comprar la parte del negocio de chips por una cantidad que Bloomberg cifra en 1.800 millones de dólares y Nikkei Asian Review en 2.620 millones. Hynix, la segunda fabricante más grande del mundo de chips, estaría intentando expandir su presencia en el mercado de dispositivos inteligentes. Esta posible compra cuadra a la perfección con los planes de la compañía coreana, que a finales del año pasado anunciaba que invertiría 2.700 millones de dólares para desarrollar su negocio en Corea del Sur y China.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor