TPV compra el negocio de monitores a Philips

Empresas

Bajo la estrategia, que asciende a 350 millones de dólares, la asiática TPV se convierte en el mayor fabricante del mundo desplazando a Samsung Electronics.

La china TPV Technology se convertirá en el mayor fabricante mundial de monitores, con unas ventas que superarán los 35 millones de unidades, tras el acuerdo de compra de la unidad de monitores para computadoras personales del grupo holandés Philips, en una operación valorada en 350 millones de dólares (269 millones de euros), según confirma una fuente cercana a la transacción.

La operación supone la segunda venta en este mes de una unidad importante de una empresa de productos electrónicos del mundo occidental a una compañía asiática, tras la operación de la división de computadores personales de IBM a Lenovo por 1.250 millones de dólares.

TPV asumirá la responsabilidad de esta división y se encargará de la fabricación de monitores y pantallas para TV de la marca Philips, mientras que la compañía holandesa se centrará en la comercialización y en las ventas, así como en el desarrollo y fabricación de las gamas media y alta.

Los activos transferidos de Philips a TPV tienen un valor estimado de 1.500 millones de euros, cifra que incluye el traspaso de la cifra de negocio de OEM Monitor, que asciende a 700 millones de euros, y otros 800 por la externalización de la fabricación de monitores y pantallas para televisores de la marca Philips.

Mediante el acuerdo, se combinaría el 18,8 por ciento de participación en el mercado mundial de monitores para computadoras que posee TPV con el 7,7 por ciento de Philips, desplazando del primer lugar a Samsung Electronics, que cuenta con una cuota de 19,8 por ciento, según cifras difundidas por TPV a comienzo de este mes.

De forma paralela, Philips recibirá una participación del 30 por ciento en la ampliación de capital de TPV, un 15 por ciento en nuevas acciones y el resto en obligaciones convertibles. Philips aportará sus actividades en China (Suzhou y Dongguan), Hungría (Skezesfehervar) y Brasil (Manaus), así como el centro de organización y desarrollo de OEM en Chungli (Taiwán).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor