Los movimientos de Travis Kalanick por mantener el control en Uber

Gestión empresarial

Kalanick, quien ha contratado a una compañía de asesoramiento para mejorar su imagen, podría estar tanteando el terreno para una batalla de accionistas.

La salida forzada de Travis Kalanick de Uber no supuso una ruptura total del emprendedor con la empresa que había fundado en 2009. Las críticas hacia su gestión y los sucesivos escándalos a los que se ha enfrentado, especialmente a lo largo del año, hacían que parte de los accionistas se rebelasen y solicitasen al antiguo CEO que renunciase a su cargo.

Sin embargo, Kalanick continúa formando parte de la junta directiva de la compañía, y como tal participa en el proceso de búsqueda de nuevo responsable ejecutivo, que se espera que tenga resultado en las primeras semanas de septiembre.

Al parecer, el movimiento va mucho más allá del lógico interés por el unicornio que él mismo había creado. Desde su salida se ha comentado el apoyo que mantiene dentro de la empresa, donde se dice que está circulando una carta entre los empleados solicitando su retorno. Ahora, el medio The Information indica que Travis Kalanick está investigando cómo mantener control en Uber.

Kalanick habría hablado con varios colegas y trabajadores de la compañía, explorando la posibilidad de recabar apoyos en caso de que se plantee una lucha de accionistas. Estas conversaciones han llevado a que la junta de socios apruebe una serie de reglas a instancias del equipo directivo, prohibiendo el contacto de miembros de la cúpula de accionistas con trabajadores de Uber.

Además, Travis Kalanick está intentando mejorar su imagen, perjudicada tras meses de altibajos tanto personales como empresariales. De acuerdo a las informaciones de Recode, Kalanick ha contratado a una compañía de asesoramiento de CEOs, Teneo, para gestionar su proyección pública y conseguir posicionarse más positivamente a la hora de perseguir sus intereses propios.

Este lavado de imagen podría entenderse dentro de una posible estrategia de Kalanick para volver a posicionarse como CEO de la empresa, al estilo Steve Jobs. Al parecer, el fundador de Uber habría hablado con varias empresas de este tipo antes de decidirse a contratar a Teneo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor