Formas de prevenir y curar los ataques a nuestra cuenta de Twitter

Gestión empresarialSeguridadSoftwareSoftware colaborativo

Los ciberdelincuentes suelen recurrir a falsos mensajes directos de nuestros contactos o a las menciones para acceder a nuestros datos de acceso a la red social.

Las intrusiones en las cuentas de Twitter de los demás se han convertido en el pan de cada día de los llamados ciberdelincuentes. De hecho, muchos de nosotros hemos sufrido alguna vez este tipo de ataques.

Por fortuna, existen varias medidas preventivas que nos ayudarán a que el acceso de los espías a nuestros perfiles privados de la red social del pajarito sea un poco más complicado.

En primer lugar, debemos desconfiar profundamente de todo lo publicado por gente que no conocemos (enlaces, mensajes directos, etc.). De hecho, habremos de estar vigilantes incluso con lo que publican nuestros conocidos, ya que sus cuentas podrían estar corrompidas.

Pese a todo, puede que nuestra cuenta termine siendo hackeada. En tal caso, habremos de intentar acceder y, de conseguirlo, cambiar nuestra contraseña de forma inmediata.

Si, por el contrario, los piratas ya han cambiado la clave y no podemos acceder a nuestra cuenta, habremos de seguir las instrucciones indicadas por Twitter.

Y para que esto no vuelva a suceder, conviene tener en cuenta que la mayoría de las veces el ataque se produce a través del mensaje directo de un contacto o de una mención (que puede proceder o no de alguien conocido), siempre acompañados de un enlace.

Al pinchar el citado link, seremos redirigidos a una web similar a Twitter, donde se nos solicitarán de nuevo nuestros datos de acceso, a una página spam, o incluso puede que nos pidan que descarguemos un fichero en el que se esconderá un bonito troyano.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor