True Crime: Streets of L.A.

Workspace

Nos encontramos ante otro clon de Grand Theft Auto, solo que esta vez,
al otro lado de la ley. Pero no demasiado.

No deja de sorprendernos lo rápidamente que pueden llegar a salir

replicas de estilo de juegos que han triunfado. Como ya hemos comentado

otras veces, Grand Theft Auto es un juego que ha marcado escuela,

y como bien ha pasado con otros juegos que han conseguido ese hito (hoy

cada día más raro de encontrar), y multitud de productos le siguen la

estela. True Crime es un descendiente digno, no sólo por su

aspecto técnico, sino por poseer una historia de fondo interesante y que

ayuda a que nos metamos más en el personaje.

La historia nos

mete en la piel de Nick Kang, un detective con cierta tendencia a

sobrepasar los límites establecidos a la hora cumplir con su deber. Esta

misma circunstancia que le provoca ciertos problemas con la cúpula del

cuerpo es la que hará que sea elegido para llevar un caso en el que

mafias se ven involucradas, dándole prácticamente carta blanca para que

lo arregle a ‘su estilo’.

Técnicamente el juego está bastante

cuidado. Tanto la reproducción de la ciudad de Los Angeles como los

modelos de vehículos con los que podremos juguetear son de una calidad

aceptable, además de los modelos de los personajes, que también están

bastante conseguidos. Para los que hayan probado Vice City, se

encontrarán que el mapeado por el que movernos en este juego es bastante

más grande que el del juego de Rockstar, aunque a diferencia de éste, lo

haremos sólo en coches. Por supuesto, no solo de persecuciones vive el

hombre, así que podremos no solo echar mano a un buen arsenal de armas

de fuego para dar zapatilla a los malosos, sino que además podremos

demostrar que ya sabemos kung-fu en divertidos combates cuerpo a cuerpo.

Este aspecto es interesante también en cuanto a que podremos ir

aprendiendo técnicas y disfrutar de los siempre entretenidos combos. Muy

interesante también es la banda sonora del juego, centrada básicamente

en el hip-hop y con artistas como Snoop Doggy Dogg Un punto negativo

está en la longitud del desarrollo de la historia: un jugador intensivo

dará cuenta rápidamente de él.

En definitiva:

quien haya disfrutado con GTA, también lo hará de lo lindo con True Crime, aunque este le de más importancia al tema de acción a base de

armas de fuego y peleas de artes marciales. No va ha hacer historia,

pero consigue lo que quiere: entretener.

Julio Canto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor