Tu casa más segura con el guardián electrónico

Empresas

La central de alarma LYNX no necesita obra y avisará al usuario sobre cualquier problema con una llamada a fijo o móvil.

La central de alarma LYNX se comunica sin cables con los detectores de presencia distribuidos por todas las habitaciones de la casa. Unos detectores que reaccionan cuando entra alguien y la alarma está en posición de vigilancia. Además, esta central autónoma puede trabajar en equipo. Se puede conectar a la central de una empresa de seguridad y programarla para que nos avise al teléfono móvil en caso de emergencia.

El dispositivo también puede usarse como sistema de comunicación del hogar. Nos avisa cuando llegan los hijos o la asistenta a casa. También nos permite dejar recados de voz en su contestador, para cada uno de los miembros de la familia. Incluso, este moderno sistema de seguridad puede emplearse como alarma médica. Incluye un pulsador que, en caso de emergencia, puede activarse con una simple pulsación para que salte la alarma. Así, LYNX nos avisará a nosotros por el móvil y/o a la compañía de seguridad. Un sistema sencillo y directo para que una persona mayor o cualquier habitante de la casa pida ayuda simplemente pulsando un botón.

Este dispositivo es compatible con el sistema domótico Hometronic de Honeywell. Gracias a esta integración, es capaz de avisar en caso de que se produzcan otro tipo de alarmas (fugas de agua, gas, en caso de fuego, etc). También permite activar luces, subir o bajar persianas, encender o apagar electrodomésticos a determinada hora o a nuestra llegada.

El precio del guardián electrónico LYNX es de 500 euros (IVA no incluido). El precio incluye la central LYNX, un mando de control y dos detectores. Más información en Millenium Technologies.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor