Twitter introduce la verificación doble… y Kim Dotcom dice que la inventó él

CloudCortafuegosEmpresasMarketingRedes SocialesRegulaciónSeguridad

Un par de horas después de que Twitter mejorara la seguridad de sus cuentas con verificación doble, Dotcom los acusa a ellos y a Google, Facebook y otras firmas de usar su “invento” sin su permiso.

La noticia era la mejora, después de unas semanas negras con cuentas hackeadas, de la seguridad de Twitter: la red de microblogging ha introducido (por fin, piensan muchos) la verificación doble para sus cuentas. Pero un par de horas después Kim Dotcom lanzaba un tuit que robaba protagonismo a Twitter: el fundador de Megaupload asegura que él inventó el sistema de verificación doble y que tiene patente para probarlo.

El tuit era bastante claro y nombraba a algunas de las firmas que están utilizando su sistema sin permiso. “Google, Facebook, Twitter, Citibank, etc. ofrecen verificación doble. Infracción de propiedad intelectual enorme por parte de compañías estadounidenses. My innovación. Mi patente”, aseguraba Dotcom.

El sistema de verificación doble, cada vez más común en el mundo de la tecnología, busca hacer más difíciles los logins falsos por parte de hackers: además de introducir contraseña, se envía un SMS al móvil del usuario (hay más métodos, este es el más normal) con una clave que tendrá que introducir también para poder entrar en su cuenta.

¿Tiene realmente Dotcom la patente para este sistema? Todo parece indicar que sí: se trata de una patente registrada en 1998 y otorgada un par de años después, como informa TechCrunch, en la que consta Kim Schmitz (nombre de Dotcom antes de cambiárselo) como único inventor y propietario. La patente describe “un método de autorización de transmisión de datos y sistemas de comunicación” en varios pasos.

¿Deben Google y compañía temer de pronto una demanda? Dotcom también tocó el tema en otro tuit, según el cual todas las compañías que utilizan el sistema podrían pagar por el trato que Estados Unidos le dio cerrando Megaupload y con la irrupción del FBI en su mansión hace ya más de un año. “Nunca los he demandado”, asegura el tuit. “Creo en compartir conocimiento e ideas por el bien de la sociedad. Pero puede que los demande ahora por lo que me hizo Estados Unidos”.

Finalmente, eso sí, no parece que Dotcom lo vaya a hacer, ya que se le ocurrió rápidamente una nueva estrategia. ¿Y si Google, Facebook y Twitter le ayudaran a costear su batalla legal en Estados Unidos a cambio de poder usar su sistema gratis? Todavía no hay respuesta de las compañías, mientras Dotcom sigue explicando su caso. “Todos nuestros recursos están congelados sin juicio. Defender nuestro caso costará más de 50 millones de dólares. Quiero luchar hasta el final porque somos inocentes”.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor