Twitter se lanza al vídeo: los muros siguen creciendo

Adquisiciones y FusionesCloudEmpresasMarketingRedes Sociales

Tras rumorearse que Twitter podría estar preparando su propio servicio de vídeos, la firma se hizo con Vine, una startup que se dedica a eso. ¿Qué significará todo esto para las apps de terceros?

Primero fue el rumor y luego la compra que lo dejaba todo bastante claro: Twitter podría estar planeando lanzar un servicio propio de vídeos, y esta misma semana compraba Vine, una start-up de vídeo en dispositivos móviles. No hay confirmación oficial del sitio de microblogging acerca de sus intenciones, pero esta vez no hace falta. Todas las señales apuntan a que, efectivamente, después de hacerse con las fotos, Twitter también se quiere hacer con los vídeos.

El paso de Twitter hacia controlar también los vídeos que se suben a la red de microblogging es muy lógico y nada sorprendente si se tienen en cuenta las decisiones que la firma ha ido tomando en los últimos meses. Con la idea principal de lograr uniformizar toda la experiencia de usuario eliminando poco a poco servicios de terceros, el objetivo final de Twitter es el de poder ofrecer a los anunciantes un producto mucho más controlado y, por lo tanto, más caro.

Para ello, Twitter introdujo hace no mucho su propio servicio para subir y compartir fotos en la red de microblogging, convirtiendo los servicios de apps de terceros como yFrog en algo redundante. Y, según las nuevas normas de Twitter para desarrolladores, los servicios redundantes sobran. Si Twitter hace lo mismo con los vídeos, como todo parece indicar, habrá otra serie de servicios de terceros que quedarán fuera.

Twitvid y compañía, temblad 

La idea es una vez más la misma: hasta ahora, los usuarios de Twitter que quieren compartir un vídeo hecho por ellos mismos en la red social tienen que recurrir a servicios de terceros. Pueden optar por la opción más complicada de subir el vídeo a Youtube o Vimeo y luego compartir el enlace o, lo más habitual, subir el vídeo directamente a Twitter a través de Twitvid o alguna otra app de este tipo. A Twitter se le escapa el control de esas apps, por lo que quiere eliminarlas.

Con la compra de Vine, una startup con un servicio que todavía no se había lanzado, todo parece indicar que desde Twitter buscan crear su propio método para que los usuarios suban vídeos a la red social. Y, una vez más, las apps tipo Twitvid pasarán a ofrecer un servicio redundante, por lo que Twitter las eliminará. Más control.

Twitter sigue con esta nueva decisión construyendo muros a la red de microblogging, que hace no mucho tiempo todavía era un paraíso para desarrolladores. Pero entonces crearon sus propias apps cliente oficiales, su propio modo de compartir fotos y, ahora, el de compartir vídeos. Todas esas apps de terceros sin control irán desapareciendo y Twitter podrá controlar toda la experiencia del microblogging, publicidad incluida.

Este reciente interés de Twitter por la monetización de su servicio hace pensar en una posible salida a bolsa que muchos aseguran que no está muy lejos. No hay nada oficial todavía y los expertos apuntan a 2014 como la fecha de la OPV de Twitter, pero lo cierto es que desde la red de microblogging ya parecen estar preparando y allanando el camino para cuando llegue el momento. Aunque los fracasos de Facebook y Zynga en bolsa podrían retrasarlo todo mucho.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor