Twitter Spain factura casi 5 millones de euros, pero sólo paga 110.000 euros en impuestos

Regulación

Al igual que otras muchas multinacionales como Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft, Twitter también se apunta a facturar a través de Irlanda, pagando por impuesto de sociedades 110.213 euros.

Aunque se sabe desde hace años, parece que con las últimas redadas a oficinas de Google y Apple, junto con la decisión de la Comisión Europea de obligar a Apple a pagar 13.000 millones de euros en impuestos, cada vez hay más conciencia de la escandalosa situación fiscal de las grandes empresas de tecnología en España y Europa.

Irlanda, Luxemburgo y otros paraísos fiscales europeos estafan al resto de países de la Unión permitiendo que empresas con cierto tamaño puedan evadir impuestos en los países donde generan beneficios. Pero la más vergonzoso es que Europa haya tardado tanto en actuar, y cuando lo hacen se intente enmascarar el hecho de que aún así, siguen beneficiando a las empresas, que luego pagan menos impuestos gracias a acuerdos.

Esto ha ocurrido con las ‘amnistías’ de Reino Unido e Italia a Google, que se contentan con pagos mucho menores de lo que correspondía, o con el último pago de Apple a Irlanda, que de haber tributado como le correspondía en cada país europeo habría pagado más del doble de los 13.000 millones de euros impuestos, y ya ni hablemos de las consecuencias legales, resultando curioso que Tim Cook se rasgue las vestiduras por la decisión, cuando en realidad la Comisión Europea le ha hecho el favor a Apple de limitar la cantidad total que los países europeos le podrán exigir.

De la fiscalidad laxa tampoco se libra Twitter, que a pesar de haber ingresado casi 5 millones de euros en 2015, gracias a la ya conocida técnica fiscal para trasladar la mayor parte de sus beneficios a Irlanda, queda finalmente con un beneficio en España de sólo 250.000 euros aproximadamente, pagando algo más de 110.000 euros en impuesto de sociedades.

Teniendo en cuenta lo que pagaría en España una empresa que no utilizara a Irlanda u otro paraíso fiscal, y ya ni hablemos de lo que pagan los contribuyentes, la reducción ‘legal’ de impuestos de Twitter es enorme. Quizás, además de redadas a las oficinas de Apple y Google, las autoridades deberían pasarse por las de Twitter, e incluso replantearse acuerdos como al que llegaron con Samsung.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor