Tylt, el cargador con cable plano más enrollado del mundo

Empresas

En el interminable capítulo de dispositivos y accesorios que podríamos describir genéricamente como “¿por qué no se me ocurrió a mi?” (para patentarlo y vivir de los royalties) hoy toca detenerse en un ingenioso cargador para teléfonos móviles que permite evitar de una vez por todas los molestos líos que suelen ocasionar los cables de los cargadores. Y todo gracias a un sistema que aúna el tradicional método estilo carrete de recoger cable con uno en formato plano que ocupa poco espacio y se presta menos a organizar nudos gordianos.

Se llama Tylt y evitará líos incordiosos así como que la bolsa de los cargadores que te lelvas de viaje parezca una orgía de culebras en celo.

Simplemente con el sistema de carrete que recoge automáticamente el cable ya vamos avanzando sobre el habitual “ahí te las compongas” que supone la práctica totalidad de los cargadores del mundo mundial, pero si cambiamos el habitual formato cilíndrico del cable por un cable plano la cosa mejora en dos aspectos.

Por un lado el cable plano no tiene tanta tendencia a plegarse sobre sí mismo ocasionando nudos que harían rabiar de envidia a un curtido marinero (¡arrrr!), pero además facilita mucho la tarea de recogerse en torno al propio cargador, que con su forma cilíndrica puede suponer un cierto cambio en el diseño que estamos habituados a conocer pero cuya practicidad queda fuera de toda duda.

El precio al que se vende es de unos 30€ y está disponible en varios colores. Por el momento se ha lanzado únicamente la versión con DockConnector, esperemos que no tarde en salir la versión Lightning… por no hablar de que podían acordarse simplemente de dejar en el otro extremo un conector USB y todos contentos. ─[Tylt]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor