Uber, acorralada en Alemania, se refugia en Berlín y Múnich

Regulación
uber

Ante las prohibiciones de su servicio UberPop en prácticamente toda Alemania, Uber ha decidido abandonar tres ciudades del país en las que operaba y centrarse únicamente en Berlín y Múnich.

A pesar de ser a día de hoy Uber la startup más valorada del mundo, con 51.000 millones de dólares respaldados con una financiación de 8.000 millones, e incluso con la posibilidad de que lleguen a alcanzar una valoración de 70.000 millones de dólares con una nueva inyección de capital de 1.000 millones, la compañía cada vez tiene las cosas más difíciles.

La competencia cada vez es más dura, así como la presión de los gremios de taxistas, y Uber está viendo como poco a poco la van desplazando en ciertas regiones a un ritmo mucho mayor del que puede crecer. EEUU, China y la India son el refugio de Uber, donde quiere expandirse, mientras que Europa se está convirtiendo en una de las regiones más complicadas.

Si bien en un principio Uber se consideró legal en Europa, poco a poco cada país europeo ha terminado prohibiendo a Uber, bien completamente o al menos su servicio UberPop, que no requiere que sus conductores sean profesionales, y que por tanto no necesitan vehículos con ninguna licencia especial. El servicio ya está prohibido en España, Francia, Bélgica, Italia, Holanda, y ahora los problemas en Alemania están obligando a su retirada.

Al ser UberPop ilegal en varias ciudades alemanas, Uber ha terminado comprobando que no cuenta con suficientes vehículos sólo con UberX y UberBlack, por lo que ha decidido dejar Hamburgo, Frankfurt y Düsseldorf, para centrarse exclusivamente en Berlín y Múnich. La compañía tratará de mejorar la situación en estas dos ciudades y llegar a acuerdos, por lo que si consigue resultados, podría volver de nuevo a otras ciudades alemanas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor