Uber desmiente sus miles de casos de acoso sexual

EmpresasStartups

Según la startup americana, solo ha recibido 5 reclamaciones por violación y menos de 170 casos de asalto sexual en su servicio al cliente.

Uber se ha visto obligada a salir al paso de unas filtraciones que apuntaban a miles de denuncias alojadas en su base de datos de servicio al cliente relacionadas con violaciones y asaltos sexuales.

Algunos empleados de la compañía de consumo colaborativo habrían compartido algunos pantallazos con la web Buzzfeed en los que se mostraban cerca de 6.000 entradas relacionadas con estos términos.

La startup asegura que entre sus múltiples trayectos entre diciembre de 2012 y agosto de 2015 solo se habrían registrado en realidad cinco reclamaciones de violación y “menos de 170” casos de asalto sexual, lo que supondrían el 0,00000009% de viajes realizados y un incidente en uno de cada 3,3 millones de recorridos. “Se debe tener en cuenta que cuando ocurren problemas serios, la gente normalmente le informa directamente a la policía. Por lo tanto, esos incidentes podrían no reflejarse en los números anteriores”, señala en un comunicado.

Además, Uber asegura que hay miles de sus archivos en los que aparece la palabra ‘rape’ (violación) que suponen una errata respecto a ‘rate’ (calificación), que no aluden directamente a un abuso sexual sino a una metáfora  o que se refieren a las letras contenidas en el nombre Draper.

La compañía de transporte privado P2P, con mucha presión sobre la seguridad de sus servicios, no ha ocultado que ha intentado descubrir quiénes han sido los trabajadores a cargo de las filtraciones.

En cualquier caso, Uber señala que se está tomando muy en serio las denuncias por asaltos sexuales, violencia física y atropellos que pesan sobre algunos de sus conductores y usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor