Uber detiene sus pruebas con coches autónomos en San Francisco

LegalRegulación

Finalmente Uber ha terminado haciendo caso a las autoridades de California y ha parado su programa piloto de coches autónomos en San Francisco mientras se resuelve la situación.

El DMV de California no podía ser más claro cuando le comunicó a Uber que para llevar a cabo sus pruebas con coches autónomos en las calles de San Francisco necesitaba un permiso especial. La conocida empresa de coches compartidos alegaba que como los coches llevaban conductor e ingeniero supervisando, los coches de su programa piloto no podían considerarse como autónomos e hizo caso omiso, continuando las pruebas.

Ante la postura de Uber, el DMV y la oficina del fiscal general de California comunicaron a Uber que si continuaban con el servicio tomarían acciones legales, algo que en un principio parecía no importarle a la compañía, acostumbrada a reticencias legales a su servicio por todo el mundo.

Pero tras una reunión con las autoridades estadounidenses, finalmente Uber ha confirmado que detiene el servicio hasta nuevo aviso. De hecho el DMV ha retirado la licencia de 16 vehículos de pruebas autónomos de Uber, por lo que la compañía no tenía más remedio.

Según un comunicado de la empresa, buscan ahora un lugar donde puedan desplegar sus Volvo X90 modificados cuanto antes, y aseguran que quieren seguir adelante con sus pruebas en California, por lo que están redoblando sus esfuerzos para conseguir una licencia y poder llevarlas a cabo legalmente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor