Uber se enfrenta a su prohibición en España

Empresas

La Confederación del Taxi de España denuncia que Uber es ilegal y fomenta la economía sumergida y el “transporte pirata y sin garantías” para los viajeros.

El servicio de búsqueda de conductores Uber ha arrancado con mal pie en España. Uber lanzó recientemente su servicio en nuestro país, pero se ha encontrado con el rechazo frontal de las asociaciones de taxistas, que exigen la retirada de la aplicación, por considerar que fomenta el “transporte pirata y sin garantía alguna” para los viajeros.

Para la Confederación del Taxi de España, además hay otro problema: la ilegalidad de Uber. Según el artículo 101 de la legislación de transporte en España, se prohíbe cualquier tipo de transporte privado con ánimo de lucro: “El transporte privado se califica como tal si se utiliza para las necesidades de transporte personales o domésticas del dueño o familiares cercanos. [ … ] En ningún caso, podrá el conductor privado recibir ningún tipo de remuneración directa o indirecta, a excepción de los costes de transporte”.

Los taxistas españoles concluyen que Uber “fomenta la economía en negro, ya que ninguna de sus transacciones están registradas como actividad económica o se hallan bajo control administrativo”. Y amenazan: “Si no se toman medidas de corrección inmediatas,  podríamos estar al borde de una protesta nacional inminente”.

La de España no es la primera reacción negativa a la que se enfrenta Uber en Europa. También tuvo problemas a principios de año, cuando trató de lanzar su servicio de coches en Francia. Entonces sufrió las protestas de los taxistas de París, que se saldaron con coches con ventanas rotas y ruedas pinchadas, según Tech.eu.

Sin embargo, Uber no se achanta ante las protestas de los taxistas y se ha comprometido a continuar su expansión en todo el mundo. “La situación actual no está beneficiando a nadie -ni a las personas, ni a los conductores, ni a la seguridad y fiabilidad en la ciudad. La capacidad de elección, no protestar, es lo que atrae a los clientes hacia formas innovadoras de transporte”. “Uber está activa en más de 90 ciudades de todo el mundo, y no vamos a parar, a pesar de los intentos de los jugadores más grandes de la industria del taxi en la lucha contra la innovación y la elección del consumidor”, asevera la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor