Uber pide 24.000 Volvo XC90 para su programa de autoconducción

Innovación

Será Uber la que equipe los vehículos, que llegarán a partir de 2019, con su propio hardware y software que les permita funcionar sin conductor.

La alianza de Uber y Volvo para desarrollar la conducción autónoma ha adquirido una nueva dimensión con el encargo de 24.000 vehículos del fabricante sueco por parte de Uber. La empresa de ridesharing incorporará esos coches a su flota dentro de suprograma de autoconducción.

Según CNET, los vehículos del modelo Volvo XC90 no saldrán de la fábrica con tecnología de autoconducción. Será Uber la que equipe los SUV con su propio hardware y software que hagan que sean capaces de funcionar sin conductor.

Volvo entregará los vehículos entre 2019 y 2021. El acuerdo no es exclusivo, lo que significa que Uber puede encargar también vehículos de otros fabricantes para el mismo propósito. Volvo tampoco está limitado a Uber; de hecho, el fabricante de automóviles utilizará el mismo vehículo base que le proporcione a Uber para desarrollar su propio automóvil totalmente autónomo, que espera lanzar en 2021.

Sea como fuere, este acuerdo marca un gran paso en los planes de Uber para crear una flota de vehículos sin conductor, que se han encontrado con problemas de diversos tipos. Uno de ellos son las batallas legales como la que mantiene con Waymo, que alega que Uber le robó valiosos secretos comerciales y los usó para desarrollar su propia plataforma autónoma.

Además, la compañía californiana también tuvo algunos problemas con su primer lote de Volvo XC90 de conducción autónoma. Después de llevar los vehículos a San Francisco, las autoridades de tráfico de California afirmaron que Uber estaba actuando ilegalmente y anularon los registros de los vehículos. Uber trasladó sus operaciones a Arizona, pero acabó regresando a San Francisco, aunque utilizando los vehículos solo con fines cartográficos, no de pruebas de conducción autónoma.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor