UberPOP arranca en Madrid

Empresas

Madrid es la segunda ciudad española donde se lanza el servicio de ride sharing, después de Barcelona.

Uber continúa expandiendo su negocio y cobertura por Europa y el mundo entero. La plataforma de transporte privado entre particulares o ride-sharing que ha hecho que los taxistas levanten el hacha de guerra acaba de anunciar el lanzamiento de su servicio UberPOP en Madrid. Se trata de la segunda ciudad española donde esta alternativa low-cost de la startup comienza a operar. En Barcelona, está disponible desde abril.

UberPOP es una especie de Blablacar urbano. Permite compartir trayectos en la ciudad mediante conductores locales no profesionales que se prestan a llevar a otros ciudadanos. Todo (incluso los pagos) se gestiona a través de una app para iPhone y Android que permite compartir nuestra ubicación para ser recogidos por el transportista voluntario que esté más cercano. Los conductores del servicio están asegurados, controlados y disponen de carnet de conducir verificado.

UberPOP es la tercera pata de la firma emergente, después de su servicio de coches de lujo que da nombre a la compañía y UberX, con conductores profesionales. Esta opción ha cosechado gran éxito en EE.UU.

“Estamos entusiasmados de poder lanzar UberPOP en Madrid. UberPOP ofrece a los madrileños una alternativa fácil, flexible y asequible para moverse por la ciudad de forma segura”, señala en un comunicado el portavoz de Uber en España, Alex Droulers. “uberPOP ayuda a que la gente llegue a su destino de una manera cómoda, segura y ecológica. Se trata de hacer mejor uso de los coches que ya se encuentran en la calle. Esta es una nueva manera de viajar que está cambiando el futuro de las ciudades en Europa, y que a su vez resuelve problemas como la congestión urbana, la falta de alternativas y la flexibilidad en movilidad”.

El responsable incluye a su servicio como “parte de la revolución global del transporte” y habla de la capital española como una ciudad en la que la gente quiere más alternativas. También manda un mensaje a los políticos, las autoridades y la industria del transporte tradicional, señalando que “no se puede poner freno al progreso”.

Coincidiendo con el lanzamiento de UberPOP en Madrid, la compañía también ha comunicado la reducción de sus tarifas para Barcelona en un 25%, un descuento que sin, duda, no dejará indiferente al sector del taxi. Habrá que ver cómo evolucionan los intentos del Gobierno y la Generalitat por interrumpir el uso del servicio.

Hace unas horas el presidente de Google, Eric Schmidt, ha defendido a Uber y ha puesto al servicio de transporte privado P2P como un ejemplo de startup disruptiva en una Europa que necesita abrazar el cambio digital.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor