La UE no cobrará un impuesto especial a multinacionales tecnológicas

EmpresasRegulación
Europa
2 1

Los expertos consultados por la UE creen que se debe tratar a las empresas digitales igual que a sus homólogas tradicionales a la hora de aplicar impuestos.

La propuesta francesa de establecer un régimen fiscal especial para las empresas tecnológicas, que garantice que las ganancias que obtienen en cada país europeo tributen también allí, ha chocado con el rechazo del grupo de expertos consultado por la Comisión Europea.

El informe ha sido elaborado por siete expertos, encabezados por el ex ministro de Finanzas de Portugal Vitor Gaspar, a raíz de las revelaciones sobre las prácticas fiscales de gigantes tecnológicos como Google, Amazon o Facebook, que tributan en países con impuestos reducidos como Irlanda o Luxemburgo.

La conclusión es clara: los Gobiernos de la Unión Europea deben tratar a las empresas digitales igual que a sus homólogas de las industrias tradicionales a la hora de aplicar impuestos. “No debería haber un régimen fiscal especial para las empresas digitales”, dice el informe. “En lugar de estos, deben aplicarse o adaptarse las normas generales para que las empresas digitales se traten de la misma manera que las demás”. Una recomendación contraria a la idea de aprobar un nuevo “impuesto de datos” o otras medidas específicas para los ingresos online.

En cambio, el grupo de expertos, que también incluye a Jim Hagemann Snabe (copresidente ejecutivo de SAP), Michael Peter Devereux, profesor de la Universidad de Oxford) y Mary Walsh (consultora de Irlanda), llegó a la conclusión de que los marcos actuales, como el formulado por el G-20, tiene más sentido, informa el Wall Street Journal.

Un área donde, según los expertos, la UE podría actuar es el IVA y cómo se aplica a los productos digitales, lo que sugiere que los impuestos se deberían aplicar a los servicios digitales allí donde se entrega el servicio y que las discrepancias entre los productos digitales y físicos deberían ser eliminados. La UE ya tiene planes de cobrar por los servicios digitales en destino con las leyes que entrarán en vigor el 1 de enero de 2015.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor