La UE permitirá a los medios cobrar por compartir sus contenidos

LegalRegulación

La propuesta de la Comisión Europea para reformar la legislación sobre derechos de autor no ha gustado a las compañías tecnológicas.

La Comisión Europea ha presentado hoy una propuesta para reformar el marco jurídico de los derechos de autor en la UE. El aspecto más destacado es que propone que los medios de comunicación puedan reclamar compensaciones a plataformas y páginas web por compartir fragmentos de sus contenidos informativos.

Esos “derechos conexos” tendrían por objetivo “proteger los intereses legales de personas físicas o jurídicas que contribuyen a hacer un contenido accesible al público”.

La Comisión admite que los medios se enfrentan a problemas al intentar proteger sus contenidos y explotar sus derechos de licencia online. La directiva propuesta simplificaría el escenario actual con la concesión de estos derechos, de forma que puedan argüírlos cuando negocien acuerdos de licencias con proveedores de servicios online.

“La Comisión espera que los nuevos derechos den a la industria de prensa una posición de negociación más fuerte para proteger sus inversiones, explorar nuevos modelos de negocio y eventualmente completar su transición al entorno digital”, afirmó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Por su parte, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, ha señalado en su discurso sobre el estado de la UE que “periodistas, editores, autores y otros deben ser remunerados de manera justa por su trabajo, sin importar si lo hacen desde un estudio o desde su salón, lo difundan o no online, lo publiquen con la ayuda de una fotocopiadora o a través de un hipervínculo”.

Esta propuesta para modernizar la normativa comunitaria sobre propiedad intelectual y copyright no ha sentado bien, sin embargo, entre las compañías tecnológicas. Desde Mozilla la han calificado de “desalentadora”, mientras que Google asegura que “pagar por mostrar fragmentos de información no es una opción viable para nadie”.

Denelle-Dixon Thayer, Chief Business Legal Officer de Mozilla, sostiene que “es más un retroceso que la reforma que necesitamos para apoyar a las empresas europeas y a los usuarios de Internet. La propuesta no está a la altura en tres aspectos: no moderniza la legislación de derechos de autor de la UE ni la adapta a la era de Internet; introduce el fracasado y perjudicial snippet tax, y establecería barreras de entrada a startups, programadores y creadores”.

Por su parte, Google, a través de su vicepresidenta de Políticas Globales, Caroline Atkinson, ha manifestado que la propuesta de la Comisión Europea sobre derechos de autor tiene puntos claros y oscuros. Sobre los primeros, destaca la mayor compartición de datos entre artistas y propietarios y de derechos, así como el reconocimiento de las tecnologías de gestión de los derechos de autor, como el Content ID de YouTube, en la lucha contra el uso no autorizado de contenidos protegidos.

En cambio, Google critica los derechos conexos. “La innovación va a ser todavía más complicada para cualquiera que escriba, lea o enlace a una noticia, sin mencionar las complicaciones para las múltiples startups que trabajan en Europa en el sector de medios. La propuesta podría incluso limitar la posibilidad de Google de mandar tráfico de manera gratuita que pueda ser monetizable, a los medios de noticias, a través de Google News y el buscador”, afirma Atkinson.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor