La UE quiere acabar con la elusión fiscal de Google, Apple o Amazon

Empresas

La Comisión Europea propone endurecer la directiva sobre las redes de filiales dentro de la UE que estas multinacionales crean para pagar menos impuestos.

En tiempos de austeridad y crisis económica, lo que se ahorra en las arcas públicas es tan importante como lo que se ingresa. Por ello la Unión Europea quiere acabar con el sistema de tributación de compañías como Google, Apple, Amazon o Facebook, que minimiza el pago de impuestos, aunque dentro de la ley.

El comisario europeo de Fiscalidad, Algirdas Semeta, ha anunciado una propuesta para endurecer la Directiva sobre Compañías Matrices y Subsidiarias para que prácticas que ahora se consideran elusión fiscal, es decir, legales, sean catalogadas como evasión. Con ello, la Comisión Europea pretende eliminar las redes de filiales y matrices dentro de la UE que las multinacionales crean para pagar menos impuestos.

Según Expansión, fuentes del Ejecutivo comunitario manifiestan que esta propuesta es sólo un “primer paso”. El plan anunciado ayer para endurecer la normativa no es suficiente y harán falta nuevas medidas legislativas.  La propuesta debe ser aprobada por el Consejo Europeo y, en caso de salir adelante, los Estados miembros deberán trasponer la nueva directiva antes de 2015.

La propuesta se centra en dos aspectos: la planificación fiscal agresiva y los préstamos híbridos. Sobre la primera, la nueva directiva obligaría a los Estados a adoptar una normativa que soslaye los acuerdos entre matrices y subsidiarias creados específicamente para eludir impuestos. De este modo, los Gobiernos tendrán más capacidad de gravar ingresos derivados de lo que consideren una “actividad económica sustancial”.

Respecto a los préstamos híbridos, actualmente cuando una subsidiaria paga un préstamo híbrido a la matriz, la filial se lo puede deducir como abono de intereses, y la empresa madre queda eximida de tributar porque se considera un dividendo. La modificación propuesta por la Comisión establece que si un préstamo híbrido es fiscalmente deducible en el Estado miembro donde reside la filial, tendrá que ser gravado obligatoriamente en el Estado donde está emplazada la matriz.

Desde hace tiempo, varios Gobiernos y Parlamentos europeos están denunciado la ingeniería fiscal de multinacionales tecnológicas que operan en nuestro continente y ubican su sede, y pagan el grueso de sus impuestos, en Irlanda o Luxemburgo, países con unos de los Impuestos de Sociedades más bajos de Europa.

Compañías como Apple, Google, Facebook o Amazon abren filiales en el resto de países, que funcionan a modo de comisionistas y tributan por una parte muy pequeña de sus impuestos, en comparación con los ingresos generados en ese país. Es el caso de Amazon, que declaró pérdidas en España en 2012 tras facturar en Luxemburgo sus ventas en el mercado español.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor