Un estudio revela por qué tras cinco birras… te irías a su piso

Empresas
0 0

Se dice que a medida que te vas tomando cervecitas y el nivel de alcohol en sangre aumenta (o el nivel de sangre en alcohol disminuye en algunos casos), el sexo opuesto nos parece mucho más atractivo. Es como si se hiciera 20 liftings y 40 liposucciones, sus ojos se tornaran grandes y límpidos, la nariz encogiera y sus dientes se colocasen en perfecta formación en su boca, cuales soldados de élite.

Es el efecto deformante de una extraña lente que la cerveza ha instalado en tu cerebro. ¿No te lo crees? Investigadores británicos han entcontrado una explicación científica para este hecho. Puedes descubrirla si lo deseas tras el alcoholizado salto.

De forma natural, los seres humanos encontramos lo simétrico más bello, pero el alcohol afecta más a la parte del cerebro que detecta la simetría. El resultado: en cuantas más birras, el cerebro empieza a ver todo más simétrico, mostrándonos un mundo bello lleno de angelitos.

Te preguntarás cómo se hizo semejante estudio. Pues mira: cogieron a 64 estudiantes. A unos los emborracharon, a otros no. Luego los investigadores mostraron a cada estudiante veinte pares de caras, en cada par un rostro asimétrico y otro más simétrico. Les preguntaron entonces sobre si qué cara era más simétrica y cual menos.

Los estudiantes “intoxicados”, como afirman, lo tuvieron más difícil a la hora de elegir cuál era más simétrico, mientras que los sobrios lo tuvieron mucho más claro. Además, fue notable que las mujeres resultaron más afectadas que los hombres, pero el estudio no saca una conclusión precisa sobre el por qué de este aspecto. Los científicos se sorprendieron.

Una posible explicación es que “a los hombres nos entra todo más por los ojos”, explican. En lugar de afectarnos más (como sería de esperar si nos basamos más en lo visual y el alcohol afecta este área), nos afecta menos la borrachera, ya que es como si nuestra parte cerebral para juzgar lo visual estuviera más entrenada, por así decirlo.

También depende de cómo se haya hecho el estudio, ya que un menor peso implica una mayor embriaguez, y la media de peso de los hombres es mayor. Podría ser simplemente que ellas se hubieran vuelto más piripis.

En cualquier caso, ¡qué mejor excusa para beber cerveza! Así juzgaremos más el interior de las personas: el exterior nos parecerá siempre idílico. Y chicas, ¡tened cuidado! —Javier G. Pereda [Discovery]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor