Un jardín japonés en la azotea. Digno de cualquier terraza

Empresas

En el Japón actual uno de los mayores problemas que tiene el país es el espacio. Al tratarse de una isla, es evidente, que el espacio es limitado con lo que se ven obligados a realizar construcciones verticales inmensas. Esto contradice los principios de la construcción japones ancestral de utilización de maderas y materiales naturales, jardines y entornos naturales. ¿O no?

Este jardín japonés se llama “Midori no Tobira”, o dicho de otro modo “La Puerta Verde”. Se trata de una obra del diseñador de jardines Kazuyuki Ishihara y su objetivo era el de ser un jardín secreto en la azotea del edificio que hiciera a su propietario evadirse de estar viviendo en el centro de una gran mole de hormigón y acero y trasladarlo a plena naturaleza.

Una de las características más impresionantes de este jardín, admitiendo como normal que está en una azotea, es el hecho de que la mayoría de sus rincones, a excepción de aquellos en los que hay mobiliario, parece que fue la propia naturaleza la que lo ha creado y no las manos expertas de un diseñador floral.

Si es que en muchas ocasiones la naturaleza es mucho más sabía que nosotros. [Sky Gardens]

Autor: Yealfa
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor