‘Un portátil para cada niño’ despide al 50% de su plantilla

Empresas

El proyecto benéfico OLPC de Nicholas Negroponte está sufriendo los efectos de la crisis y recortará unos 30 empleos.

El proyecto OLPC (One Laptop Per Child, un portátil para cada niño) también está padeciendo los efectos de la desaceleración económica. Según ha anunciado Nicholas Negroponte, el fundador del proyecto, la organización reducirá a la mitad su plantilla, despidiendo a unos 30 trabajadores, y el salario del resto será reducido.

“Como muchas otras organizaciones benéficas que se enfrentan a los difíciles tiempos económicos, ‘Un portátil para cada niño’ se reducirá para mantener sus costes en línea con los menores recursos financieros”, dijo en un comunicado en su blog oficial.

OLPC centrará sus operaciones en el desarrollo de la Generación 2.0, un programa de conectividad sin costes y el desarrollo de libros digitales. Además se reestructurarán las áreas de acción, América Latina tendrá su propia unidad de desarrollo y enfocarán sus esfuerzos en el África subsahariana, Oriente Medio, Afganistán y el noroeste de Pakistán.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor