Un tipo de letra raruno te ayuda a retener mejor la información

Empresas
0 0

Según un nuevo estudio puede que cambie la maquetación y tipografía usadas en libros de texto y no-ficción a partir de ahora. Hasta ahora se decía que cuanto más fácil fuera leer un texto mejor. De esta manera se han hecho muchos estudios para buscar tipos de letra y formas de representarlas en el papel o las pantallas de manera que puedan leerse con el menor esfuerzo posible. Pero al parecer esta facilidad no ayuda a la retención de la información, es más, la complica.

Varios psicólogos de la Universidad de Princeton han hecho un descubrimiento bastante importante por el cual se demuestra que las fuentes disfluentes, es decir, raras, complicadas o simplemente feas, ayudan a memorizar ya que debemos esforzarnos para comprender lo que está escrito.

De hecho cuanto más fácil de leer sea un texto, menos esfuerzo costará y por tanto más difícil de recordar será.

Esto parece algo sin mucha importancia, pero desde hace años los tipógrafos se esfuerzan por crear fuentes con usos muy concretos y este hecho trastorna irremediablemente la creación de fuentes a partir de ahora.

Ahora queda crear un compromiso entre letra que nos resulte complicada, pero que además se pueda leer al menos con cierta soltura.

Además por fin tiene sentido la mala letra de los médicos, no es que sean poseídos por espíritus y hagan las recetas con lectura automática sino que lo hacen para que nos acordemos del nombre…— Dani Burón [Daily Mail]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor