Una Go-Pro decide saltar en caída libre desde un paracaidista y grabar la experiencia

Empresas

Ser una cámara de acción tiene que ser duro, estar todo el día pegada a un tipo que puede estar haciendo submarinismo, con trucos en una bici, bajando rápidos, saltando desde acantilados… Continuamente recibiendo golpes, sufriendo fuerzas extremas o viviendo como un pescaito… Pero lo peor no es estar en continua tensión, sino el que no tengas libertad de irte tu sola a vivir experiencias. Una cámara de acción Go-Pro ha decidido liberarse en un salto en paracaídas y grabar su propia caída libre.

Este acto de rebeldía y búsqueda de consciencia propia es lo que posiblemente le ha pasado a esta intrépida Go-Pro Hero cuando su dueño saltó en paracaídas. Ella sola se desengancha y se sale de su carcasa, decidiendo vivir por sí misma una caída libre de casi 4.000 metros.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=aU-KvtA20v8[/youtube]

Si habéis estado viendo el vídeo, os habréis dado cuenta que, a diferencia del relativamente sosegado viaje de un paracaídista, esta cámara ha experimentado un viaje tremendo.

De hecho lo único que merece la pena ver del vídeo es el principio, la llegada al suelo y la reacción de la gente al final. El resto es una espera insufrible al dueño y 2 minutos de desenfreno en el que, si tuviera estómago, habría estado emulado una borrachera de Gary Johnston en Team America.

Aún así, al llegar al suelo la cámara sobrevive perfectamente sin ningún problema, y eso que ni siquiera llevaba la carcasa protectora. Algo sorprendente que hace pensar que probablemente este acto no fue fruto de una cámara que ansiaba la libertad, sino el despiste de un paracaidista que golpeo su casco al salir o incluso un ardid publicitario de la propia Go-Pro. [Boing Boing]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor