Unas estudiantes suecas consiguen copiar gracias a la tecnología y Facebook les traiciona

Empresas
0 0

Los tiempos cambian una barbaridad, de fotocopiar un examen “extraviado” el día de antes o incluso buscarlo por el ordenador del profesor mientras flirtea con la profesora de educación física, hemos pasado a plantar sistemas espías en la sala de profesores. No, no es un capítulo de Física o Química, es la realidad que vuelve a superar a la ficción, esta vez en Suecia.

Cuando dos jóvenes suecas encontraron la llave del “refugio” del profesorado de su instituto, no se lo pensaron mucho, fueron corriendo a una tienda de espías y plantaron el material en la sala al más puro estilo FBI.

Todo habría salido bien para nuestras espías si una de ellas no hubiera sido tan inútil de comentar en Facebook lo “cool” que era al conseguir chulear a sus profesores. Gracias a esto los profesores buscaron los dispositivos hasta encontrarlos y luego las denunciaron.

El resultado una multa de 2.000 coronas suecas y dos ideas que rondan mi mente: la primera es qué demonios habrá pensado el dependiente de la tienda de espías cuando dos adolescentes le compran material, y la segunda es por qué la gente difunde secretos por Facebook.— :Dani Burón [My Fox]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor