Más de la mitad de los unicornios de EE.UU tienen entre sus cofundadores a inmigrantes

EmpresasStartups

Los más numerosos son los emprendedores indios. Están presentes en 14 de las 87 startups americanas valoradas por encima de los 1.000 millones de dólares.

EE.UU le sigue debiendo mucho a sus inmigrantes. El país necesita el talento extranjero para seguir construyendo empresas exitosas. Un estudio llevado a cabo por la National Foundation for American Policy demuestra que los emprendedores foráneos están presentes en más de la mitad de las startups estadounidenses valoradas por encima de los 1.000 millones de dólares (44 de las 87 que había a fecha de 1 de enero).

Además, un 71% de los ‘unicornios’ (62 de 87) tiene a inmigrantes como miembros clave del equipo de gestión o desarrollo de producto, ayudando a la organización a crecer y a innovar. Los puestos de CTO, CEO y vicepresidente de ingeniería serían los que ocupan con más frecuencia estos innovadores no nacidos en el país norteamericano.

El think tank valora la contribución de esas 44 startups fundadas por foráneos en 168.000 millones de dólares. Se estima que los emprendedores extranjeros habrían contribuido a la creación de aproximadamente 760 puestos de trabajo por compañía en EE.UU. Las empresas con un cofundador no americano que más empleos habrían logrado sonSpaceX (4.000 empleados), Mu Sigma (3.500 empleados) y Palantir Technologies (2.000 empleados).

Pon un indio en tu startup

El origen más frecuente de los emprendedores foráneos es India. 14 fundadores (de compañías como Instacart, Zenefits o App Dynamics) provienen del país asiático. En segundo lugar, estarían aquellos innovadores provenientes de Canadá y Reino Unido, ambos países con ocho representantes entre los unicornios. Le sigue Israel (7), Alemania (4), China (3), Francia (2), Irlanda (2) y otra docena de países (con uno).

Una de las principales puertas de entrada para todo este talento es la educación. Casi un cuarto de los unicornios estadounidenses (20 de 87) han visto como alguno de sus cofundadores llegó a EE.UU como un estudiante internacional.

“A pesar de los logros de estos emprendedores inmigrantes y sus empresas, una visa para startups que permitiera a a los extranjeros fundar sus compañías emergentes y crear puestos de trabajo sería un añadido importante al sistema de inmigración americano, ya que actualmente puede ser difícil para los empresarios nacidos fuera del país quedarse y hacer crecer su negocio por la ausencia de una categoría de inmigración confiable”, señala el informe.

“La baja cuota de visas temporales H-1B también puede hacer que sea difícil para las startups contratar personal en sus empresas de rápido crecimiento”, añade.No estaría de más que alguien le recordara estas cifras al republicano Donald Trump.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor