La Unión Europea se plantea abrir una investigación contra Huawei y ZTE

EmpresasRegulación
Europa

Huawei y ZTE estarían recibiendo ayuda del gobierno chino mientras bajan los precios de sus productos, lo que va en contra de las leyes de comercio internacionales.

Las autoridades de la Unión Europea decidirán en las próximas semanas, o en los próximos meses si iniciar una investigación en torno a las prácticas comerciales de los fabricantes de equipamiento de red chinos Huawei y ZTE. Así lo anunciaba el lunes la comisaria Karel De Gucht.

Los resultados de la investigación podrían incrementar los aranceles que se aplican al equipamiento de redes inalámbricas fabricado por las empresas chinas, que en los últimos cinco años han realizado grandes avances en los mercados de los 27 países miembros.

El problema se desveló tras un estudio de la Comisión Europea al que ha tenido acceso The Wall Street Journal y en que se asegura que las dos empresas están vendiendo grandes cantidades de sus productos a precios muy bajos gracias a la ayuda del gobierno chino, lo que viola las leyes del comercio internacional.

En una entrevista, Karel De Gucht asegura que la Comisión continúa recopilando información para una posible investigación mientas se mantienen conversaciones con el gobierno chino.

Se cree que tanto Huawei como ZTE se están beneficiando de una serie de subsidios concedidos por el gobierno chino, incluida financiación barata aportada por los bancos estatales del país. Lo delicado de este asunto es que esta investigación en ciernes sería la primera que inicia la Comisión sin haber recibido, previamente, una queja formal por parte de la  Sociedad Anónima Europea, lo que podría ser visto por el gobierno chino como un enfrentamiento directo desde Bruselas en lugar de una disputa entre empresas.

Sin embargo, la investigación sería la primera sonda comercio desleal iniciado por la comisión sin recibir una queja formal por parte de la Sociedad Anónima Europea. Eso podría ser visto por Beijing como un enfrentamiento directo desde Bruselas, en lugar de limitarse a una disputa entre dos empresas.

Los tres principales rivales europeos de Huawei y ZTE: Ericsson, Alcatel-Lucent y Nokia Siemens, está sufriendo la competencia de los fabricantes chinos. Tanto Nokia Siemens como Alcatel-Lucent están despidiendo a miles de trabajadores con el objetivo de permanecer rentables, mientras las empresas chinas continúan bajando los precios.

Para Karel De Gucht existe la posibilidad de que alguna de las compañías europeas salga fuera del mercado debido a su precaria situación económica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor