Urinarios termocrómicos para hacer de tus visitas al mingitorio toda una fiesta de color

Empresas
0 0

Ya nos contaban los toreros muertos todas las ventajas y posibilidades de la agüita amarilla, pero claro, en su día la tecnología de los cuartos de baño no llegaba a tanto y hoy en día disponemos de un sinfín de posibilidades de explorar nuestro lado creativo con el orín.

Lo último es este urinario termocrómico que como su nombre indica se basa en el calor para dejar un rastro coloreado.

Como viene siendo habitual las partes más calientes se marcan en rojo y las más frías en azul. De esta manera el objetivo de nuestros chorros con una precisión inversamente proporcional a nuestro estado etílico se marca en rojo fuego para ir pasando poco a poco a un amarillo más normal.

A parte de concedernos un momento para dar rienda suelta al artista que llevamos dentro, el resultado final es igualmente fascinante como asqueroso, ya que ese “calor latente” de color verdusco es realmente inquietante.

Desde ITespresso propongo que este material se use para alicatar el cuarto de baño entero y eliminar de una vez la duda de saber si la razón por la que los pomos están húmedos es relamente porque la gente se olvida de secarse las manos después de lavárselas.— Dani Burón [Geeky-Gadgets]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor