Usa el sistema operativo de Windows en un Mac

Workspace

El nuevo sistema operativo de Apple, Mac OS X Leopard incluye la aplicación Boot Camp que te ayuda a instalar el sistema operativo Windows en tu ordenador Mac.

Pasos previos

El programa Boot Camp te da la posibilidad de instalar en tu ordenador Mac el sistema operativo Windows. Se crea una partición en el disco duro que nos permite seleccionar si queremos usar Windows o Mac OS X. Antes de lanzarte a instalar Windows asegurarte de que dispones de todo lo necesario.

Lo más importante es que tengas el disco de instalación del Windows y que tu ordenador Mac (con Mac OS X 10.5 o posterior) disponga al menos de 10 GB libres en el disco duro. Además, si quieres instalarte Windows Vista es recomendable que tengas 2 GB de RAM.

No olvides que el Windows tiene que estar en un único disco de instalación (para instalarte Windows XP necesitarás el Service Pack 2). No instales una versión antigua de Windows XP para intentar actualizar después el SP2.

Inicia el asistente Boot Camp

El asistente Boot Camp nos ayudará a crear una partición y nos guiará para instalar Windows.

Para abrir Boot Camp tienes que conectarte con la sesión de administrador y cerrar todas las aplicaciones que estén abiertas. Boot Camp está en la carpeta de Aplicaciones. El proceso es extremadamente sencillo, sólo hay que seguir las indicaciones que nos da el asistente.

Boot Camp hace una partición en el disco duro, reservando una parte para Mac OS X y la nueva partición para Windows. Si tienes más de un disco duro puedes elegir el disco en el que quieres hacer la partición o utilizar uno entero para instalar Windows. Podrás elegir si utilizar 32 GB para Windows, la mitad de tu disco duro o seleccionar manualmente la capacidad que quieres destinar a Windows. En este caso ten en cuenta que la partición tiene que ser al menos de 5 GB y tienes que dejar otros 5 GB de espacio libre para la partición de Mac OS X.

Cuando hayas decidido el tamaño de la partición haz clic en Partición. Ten en cuenta que podrás restaurar los valores iniciales y configurar el disco duro sin particiones cuando quieras volviendo al asistente Boot Camp.

Instala Windows

Podrás instalar varias versiones de Windows: Windows XP Home Edition o Professional y Windows Vista Home Basic, Home Premium, Business o Ultimate. Recuerda que a menos que estés usando un ordenador portátil necesitarás un teclado y un ratón USB durante la instalación.

Selecciona Comenzar el instalador de Windows y haz clic en Continuar. Tendrás que introducir el CD de instalación de Windows y seleccionar Comenzar instalación.

El ordenador comenzará desde el disco de instalación de Windows, así que sigue las indicaciones de la pantalla.

Es muy importante que escojas la partición correcta cuando instales Windows para que no sobrescribas Mac OS X. Elige la partición ?C: Partition3 <BOOTCAMP> [FAT32]? si estás instalando Windows XP. Si estás instalando Windows Vista escoge la partición ?Disk 0 Partition 3 BOOTCAMP?

A pesar de que Boot Camp pre-formatea la partición que crea para Windows, es necesario reformatearla utilizando el instalador de Windows.

Para instalar Windows XP hay dos tipos de formateo: NTFS o FAT; este último sólo estará disponible si la partición es de 32 GB o menor y te permitirá abrir y crear archivos en la parte de Windows desde Mac OS X. El formateo NTFS es más seguro y fiable, pero no te permitirá modificar ni abrir archivos desde Mac OS X. No escojas la opción de no formatear, ya que si no será imposible instalar Windows.

Si quieres instalar Vista selecciona Opciones Avanzadas y haz clic en Formatear. Será un formateo tipo NTFS.

Después de instalar el software de Windows se reiniciará automáticamente el ordenador utilizando Windows. Como es la primera vez que se abre tendrás que fijar las configuraciones básicas.

Instala los drivers de Boot Camp para Windows

Una vez que hayas instalado Windows tendrás que instalar unos controladores específicos de Mac para poder utilizar por ejemplo la cámara iSight, el teclado, el Bluetooth, las conexiones, etc.

Saca el disco de instalación de Windows e introduce el disco con Mac OS X. El instalador comenzará automáticamente abriéndose un asistente. Sigue las indicaciones de la pantalla y haz clic en Continuar. No canceles ningún instalador.

Arranca el ordenador usando Mac OS X o Windows

Una vez que hayas instalado los controladores de Boot Camp puedes decidir qué sistema operativo quieres que se abra al arrancar el ordenador. Ve a Preferencias del Sistema en Mac OS X o al Panel de Control de Boot Camp en Windows.

Para eliminar la partición entra la parte de Mac OS X y cierra todas las aplicaciones de tu ordenador. Abre el asistente de Boot Camp y selecciona Crear o borrar partición para Windows. Sigue los pasos del asistente y recupera tu disco duro entero.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor