Vantiv compra la firma de pagos Worldpay por 10.000 millones de dólares

Adquisiciones y FusionesEmpresas

La operación supone una fusión efectiva de Vantiv y Worldpay, en los ámbitos estratégico, comercial y financiero, con Charles Drucker como nuevo CEO.

El gigante estadounidense de servicios de pago Vantiv ha cerrado un acuerdo de adquisición de su rival británico Worldpay. Vantiv ha ofrecido 3,85 libras esterlinas por acción, lo que supone un total cecano a los 10.000 millones de dólares, por Worldpay, que compite con Verifone, PayPal, Stripe y otras compañías en el área de los pagos electrónicos.

Ambas compañías cerrarán el proceso de venta antes del 1 de agosto, según establecen los reguladores británicos, informa TechCrunch. El precio final dependerá del precio de las acciones de Vantiv cuando el acuerdo se cierre.

La operación supone una fusión efectiva de las dos compañías. Charles Drucker, actual CEO de Vantiv, asumirá el papel de presidente ejecutivo y co-CEO de la empresa resultante, mientras que Philip Jansen, CEO de Worldpay, será el otro co-CEO. Stephanie Ferris, de Vantiv, será la nueva CFO. Las acciones de Worldpay dejarán de cotizar en la Bolsa de Londres, según un comunicado divulgado hoy por la compañía inglesa, cuyos accionistas se harian aproximadamente con el 41% de Vantiv.

“Los consejos de administración de Worldpay y Vantiv ven una lógica estratégica, comercial y financiera para combinar los negocios complementarios de Worldpay y Vantiv. Esto crea un grupo de pagos de clase mundial en un mercado dinámico, con profundas capacidades de pago, experiencia en productos y verticales, y fuertes canales de distribución para servir a comerciantes de todo el mundo en el mercado global de comercio electrónico y en la tienda”, manifestó Worldpay en un comunicado.

El acuerdo de fusión también supondrá una cierta consolidación. Las juntas directivas de Worldpay y Vantiv ya han identificado oportunidades sustanciales en sinergias de costes, creando “valor significativo para los accionistas potenciales”, observa Worldpay.

La operación tendrá efectos sobre sus competidores. Los pagos electrónicos son a menudo un negocio de bajo margen y gran escala, y es precisamente escala lo que Vantiv está ganando con este acuerdo. El negocio de la nueva compañía cubrirá Estados Unidos, Europa, Asia-Pacífico y Sudamérica, “incluyendo a muchas de las mayores empresas de comercio electrónico del mundo, y una base sustancial de comerciantes de todos los tamaños en Europa y Estados Unidos”, según Worldpay.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor