Las ventas del Galaxy S5, fuente de problemas para Samsung

EmpresasMovilidadSmartphones

Desde su lanzamiento el smartphone bandera de Samsung ha vendido 12 millones de unidades, 4 millones menos de las registradas por su predecesor, el Galaxy S4.

Samsung sigue liderando el mercado mundial de teléfonos inteligentes, sin embargo, la coreana podría haber llegado a su culmen en este segmento.

Recientemente, coincidiendo con su comunicación de resultados trimestrales, el fabricante ha anunciado que el próximo año piensa reducir el abanico de modelos de smartphones en su catálogo (en un 25 o 30%) para disminuir los costes y compensar la caída de beneficios. Además, la firma compartirá más componentes entre sus terminales de gama media y baja también para optimizar sus recursos.

Algo pasa en la empresa de la gran S y la respuesta podría tenerla The Wall Street Journal. El diario estadounidense asegura que todo se debe a las ventas de su smartphone insignia, el Galaxy S5. El gadget habría conseguido comercializar 12 millones de unidades hasta la fecha, lo que supone 4 millones de unidades menos que el S4. Además, las ventas en el populoso mercado chino se habrían precipitado un 50%. Solo se habría producido un incremento en las mismas en EE.UU.

Para el lanzamiento de su nuevo teléfono bandera, la coreana había incrementado la producción en un 20%, lo que implica que Samsung se estaría encontrando con un stock abundante al que no da salida.

¿Cómo dar salida a todas estas existencias? Samsung estudia hacer un aumento de la inversión publicitaria para deshacerse de las unidades que acumula en sus almacenes.

El rotativo económico también apunta a que Samsung está preparando una reorganización ejecutiva para mejorar la situación. El jefe de la unidad móvil y Co-CEO, JK Shin, podría ceder su puesto al otro Co-CEO que lidera la división de televisores y electrodomésticos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor