Vitelcom reclama a Nokia 50 millones de euros por difamación

Empresas

La empresa española exige al fabricante nórdico una compensación por las injurias y calumnias difundidas alrededor de unas tecnologías diseñadas para móviles.

El fabricante de teléfonos móviles Vitelcom ha presentado una demanda de conciliación contra el grupo finlandés Nokia en la que le ha reclamado 50 millones de euros por los daños morales que le ha ocasionado al acusarle de usar tecnologías patentadas sin su permiso. Carlos Carrero, el presidente de Vitelcom, ha asegurado que la compañía española sigue sin tener conocimiento de la demanda que Nokia asegura haber presentado en Alemania.

Carrero ha afirmado que estaba “sorprendido” por el hecho de que Nokia trate a Vitelcom “de pirata”, dado que para fabricar sus terminales, que vende Telefónica Móviles con la marca TSM, utiliza un sistema operativo propio y tecnología que no requiere el pago de patentes.

Poco antes del anuncio de la presentación de la demanda, Vitelcom recibió una carta de Nokia en la que el grupo finlandés aseguraba que estaba realizando un uso indebido de patentes en la fabricación de móviles, pero sin ofrecer datos concretos. Vitelcom cree que “es algo relacionado con la Red”.

Según Carrero, Nokia eligió para anunciar la presentación de la demanda una situación muy concreta: la presencia en Madrid de directivos de Telefónica de todo el mundo, que acudían a la convención organizada por el grupo de telecomunicaciones. No obstante, el directivo considera que la operadora no tiene que intervenir “en nada en este asunto”, porque es un problema entre Nokia y Vitelcom.

Además, el presidente de Vitelcom ha indicado que la compañía nórdica está realizando esta campaña de “difamación” en las semanas previas a la Navidad, con la intención de que los terminales de Vitelcom no se vendan en esas fechas. A su juicio, la demanda de Nokia responde a “una guerra comercial” y al deseo de que “Goliath se coma a David”.

De esta forma, Vitelcom ha decidido ejercitar las acciones penales y civiles oportunas. El primer paso ha sido la presentación de una demanda, ya que las querellas por injurias y calumnias exigen como paso previo la presentación de una demanda de conciliación.

En la demanda, Vitelcom exige a Nokia que se retracte de las “acusaciones calumniosas e injuriosas reconociendo que las mismas son inciertas” y que le satisfaga la cantidad de 50 millones de euros “en compensación por los daños morales ocasionados” con “el infundio y la falsa imputación delictiva”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor