Vodafone confirma la compra de Ono por 7.200 milllones de euros

Adquisiciones y FusionesEmpresasMovilidad

Las negociaciones finalizaron la pasada noche con un acuerdo por el cual el accionariado de la compañía de cable española alcanzó un acuerdo verbal con Vodafone, el gigante británico de telecomunicaciones, para cerrar, a falta de unos pocos detalles, la venta del 100% del capital.

Ya es oficial. Vodafone ha cerrado la compra de Ono por un valor de 7.200 millones de euros. Las negociaciones finalizaron la pasada noche con un acuerdo por el cual el accionariado de la compañía de cable española alcanzó un acuerdo verbal con Vodafone, el gigante británico de telecomunicaciones, para cerrar, a falta de unos pocos detalles, la venta del 100% del capital, según informa la cadena británica BBC.

La ambiciosa adquisición ha sido cocinada a fuego lento por ambas compañías y fue el pasado 14 de marzo cuando, tras una junta de accionistas de la firma española, esta decidió retrasar su entrada en Bolsa tras recibir una atractiva oferta de 7.2oo millones de euros por parte de la multinacional británica, que finalmente ha sido la cifra con la que se ha cerrado la operación de adquisición, al tiempo que se ha incluido 3.200 millones de deuda para consumar la compra de la cablera española.

Una vez ha sido confirmada la operación, sólo queda la autorización de la misma por parte de las agencias reguladoras, que bien podrían ser la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o bien el área de Competencia de la Comisión Europea las encargadas de autorizarla. Sea cual fuere, esta decisión demorará algo más la materialización del acuerdo alcanzado por ambas firmas.

Con la venta de Ono se anula el proceso de salida a bolsa de la compañía de cable española que se aprobó en la Junta general de accionistas celebrada ayer mismo. La decisión de aprobar el acuerdo para salir a bolsa se tomó debido a que “el pacto para la venta no se había alcanzado a tiempo a pesar de haber estado negociando durante toda la madrugada del jueves”, informa Expansión. Por su parte, la adquisición de Ono permitirá a Vodafone el acceso a siete millones de hogares a los que el grupo de cable llega con infraestructura propia HFC (híbrido fibra y coaxial), una tecnología que le permite ofrecer altas velocidades (de 100 y 200 megabits) que, por el momento, pueden competir con la velocidad que ofrece Telefónica a sus clientes con su tecnología de fibra hasta el hogar (FTTH o Fiber to the home).


 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor