Vodafone reclama una regulación actual que no grave más el sector telco

Empresas

Francisco Román, Presidente de Vodafone, asegura que el sector de telecomunicaciones no es ajena a la crisis y pide una regulación pro-competitiva para e despliegue de la fibra óptica.

“Hemos pasado de NICE (non inflation cost and expansion) a NASTY”, ha dicho Francisco Román, Presidente de Vodafone España, durante su discurso en el XXVI Encuentro de las Telecomunicaciones (#telco26) que esta semana se celebra en Santander bajo el lema “El puente hacia el futuro”.

Román ha recordado que el sector de las telecomunicaciones, un sector de enorme competencia en el que el número de competidores ha crecido enormemente, está en contracción y que en tres años ha perdido 3.500 millones de euros. Sólo en España el sector ha caído un 4,6% anual, una caída cuyo origen están en el descenso de los ingresos y en que “mantiene problemas sin resolver”, ha dicho Román haciendo referencia al subsidio de terminales que fueron titulares hace un año. El responsable de Vodafone España ha recogido una declaración de Berstein Research, que hace unos meses dijo: “Los subsidios de terminales en España han alcanzado cuotas absurdas: 250% de CAPEX, lo que no puede ser bueno para los consumidores”.

Pero el mayor peligro al que se enfrenta el futuro de las telecomunicaciones en nuestro país es la regulación, ha dicho Román acusando a la administración pública de ser “perezosa” a la hora de cambiar una regulación que “valía en los tiempos NICE pero que es contraproducente en los tiempos NASTY”.

“Los tiempos han cambiado y lo deseable ahora es que la competencia sea sostenible”, ha dicho Francisco Román, que se ha referido a la coinversión, compartición y consolidación, a las sobrecargas fiscales y la asimetría de las regulaciones de los diferentes agentes. Respecto a esto último, Román coincide con lo dicho ayer por Bernardo Lorenzo, responsable de la CMT, quien dijo que era necesaria una regulación de los agentes OTT (over the top).

Modelo pro-competitivo en la fibra, declaración por parte de la CMT del mercado móvil mayorista como competitivo y la reconsideración de las cargas públicas que pesan sobre las operadoras son, en opinión del Presidente de Vodafone, las tres prioridades que España debe plantearse respecto al mercado de telecomunicaciones, un mercado con fuertes cargas fiscales que además gravan unos pocos, sin que haya “base legal ni económica para mantener las obligaciones impuestas a los tres grandes”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor