Vodafone reduce su pérdida neta anual un 8 por ciento

Empresas

La facturación de Vodafone en España aumentó en el ejercicio 2003/2004 un 22 por ciento, debido al alza del número de clientes en sus servicios de voz y datos.

El gigante mundial de la telefonía móvil Vodafone registró una pérdida neta en su ejercicio fiscal 2003/2004 de 9.015 millones de libras esterlinas (13.480 millones de euros), lo que representa un recorte del 8 por ciento respecto al ejercicio anterior, según anuncia la compañía.

Asimismo, la cifra de negocio de Vodafone alcanzó los 33.559 millones de libras esterlinas (50.165 millones de euros), lo que supone un alza del 10 por ciento respecto al ejercicio anterior.

El principal responsable del alza de la facturación procede del incremento del 13 por ciento de los ingresos por servicios de telefonía móvil, gracias a la mejora del crecimiento de la clientela que aumentó un 10 por ciento respecto al año anterior.

Mientras, la facturación del grupo Vodafone en España aumentó en el ejercicio fiscal 2003/2004 un 22 por ciento, hasta 2.608 millones de libras esterlinas (3.899 millones de euros) como resultado del alza del 7 por ciento del número de clientes tanto en sus servicios de voz como de datos.

El grupo Vodafone ha anunciado paralelamente su intención de comprar autocartera por valor de 3.000 millones de libras esterlinas (4.485 millones de euros). En el marco de este programa de compra de acciones, iniciado el pasado mes de noviembre, el grupo ha gastado ya 1.100 millones de libras esterlinas (1.645 millones de euros). Junto a esto, el operador pagará un dividendo de 2,0315 peniques (3,0378 céntimos de euro), un 20 por ciento más que un año antes.

“Estos resultados reflejan un comportamiento operativo sólido, con un nivel excelente de generación de tesorería”, declara el director general de Vodafone, Arun Sarin.

Por otra parte, el grupo ha anunciado que va a adquirir nuevas participaciones en su filial japonesa por valor de 2.600 millones de libras esterlinas (3.887 millones de euros), dando muestras así de un mayor compromiso en el país nipón ante la dura lucha que el operador británico ha mantenido allí para mantener su cuota de clientes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor