Vodafone y Orange redefinen su acuerdo en fibra tras la compra de ONO

EmpresasMovilidad

Seguirán con su objetivo de alcanzar en total los tres millones de hogares en septiembre 2015, pero cambiando la distribución del despliegue de la fibra óptica.

La compra de ONO por parte de Vodafone, ya aprobada por las autoridades, ha obligado a la compañía a redefinir algunos aspectos acerca de sus planes de despliegue de fibra óptica. En concreto, el acuerdo que firmó en marzo del año pasado con Orange, según el cual ambas firmas desplegarían dos redes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH), alcanzando los 3 millones de hogares en septiembre de 2015.

Hoy ambas compañías han anunciado en un comunicado conjunto que los términos del acuerdo han sido redefinidos, manteniendo ese objetivo de los 3 millones de hogares conectados, pero cambiando la distribución del despliegue. Según el acuerdo inicial, cada operador desplegaría fibra para cubrir 1,5 millones. Ahora, en cambio, esto cambia a un millón cada una. Además de esto, Vodafone ofrecerá un servicio mayorista de banda ancha fija ultrarrápida a Orange, utilizando la fibra de ONO, para un millón de unidades inmobiliarias, alcanzando así los tres millones previstos.

El nuevo acuerdo se ocupa también de lo que pueda pasar con despliegues futuros que realicen ambas compañías: ambas se darán acceso mayorista mutuo a esos despliegues adicionales que puedan hacer, siempre y cuando, eso sí, “haya acuerdo de las partes en cada caso concreto”.

Otro de los cambios anunciado por las compañías ha sido el de la ampliación del objetivo para 2017 en un millón: hasta ahora la idea era alcanzar seis millones de hogares conectados ese año. La nueva ambición habla de 7 millones para ese mismo momento.

Según indican en el comunicado, el despliegue conjunto que llevan realizando Vodafone y Orange desde que se firmó el acuerdo inicial hace un año alcanza ya las 800.000 residencias, en doce ciudades españolas: Alcorcón, Alicante, Badalona, Barcelona, Córdoba, Hospitalet de Llobregat, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza. El despliegue también empezará a centrarse a partir de ahora en zonas en las que ONO no tiene presencia, para evitar duplicar las redes ya existentes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor