Vuelve a la vida una planta que llevaba 30.000 años enterrada en el hielo siberiano

Empresas

Ayer os contábamos aquí en Itespresso la aventura de un sueco que ha permanecido durante dos meses sepultado dentro de su coche bajo la nieve y ha sobrevivido… menudencias. Un grupo de investigadores rusos han conseguido algo aún más fabuloso: han revivido una planta que llevaba 30.000 años bajo el permafrost helado de Siberia. Con lo tranquila que estaba la planta desde el Pleistoceno habrá que ver qué opina de nuestra época actual con tanto Twitter y tanta Lady Gaga. La nota simpática es que la planta al parecer fue enterrada por una ardilla primitiva

A cualquiera de nosotros se nos mueren las macetas con que dejemos de regarlas un par de semanas o si les cae una helada de estas que tenemos encima estos días. Pero la “Silene stenophylla” ha resultado ser más resistente de lo que podían esperar los botánicos.

Hasta ahora los científicos habían logrado replicar nuevos ejemplares de microorganismos a partir de los tejidos conservados en esa especie de nevera siberiana que es el permafrost, una capa de hielo perenne, pero esta es la primera ocasión en que se han encontrado restos viables de una planta con flor entre las semillas congeladas que allí había desde hace miles de años.

Los investigadores de la Academia Rusa de Ciencias han explicado que estos restos provienen de un semillero que conformaba la despensa de un roedor prehistórico, lo que inevitablemente nos remite a la simpática y obstinada ardilla de “Ice Age”.

Dicha despensa se ha encontrado a 38 metros de profundidad y tras datarse mediante la prueba del radiocarbono en una edad de 30.000 años se procedió a replicar la planta clonándola. La Silene descongelada germinó, creció, floreció y un año después ha logrado incluso dar frutos.

Actualmente existen plantas de ese mismo tipo pero la “descongelada” ha resultado tener un fenotipo distinto a sus primas de hoy día. ─[El Mundo / Pnas]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor