Walter Isaacson: “Lo difícil de fundar una startup no es crear la idea inicial, sino crear un equipo colaborativo capaz de ejecutarla”

Empresas

El biógrafo de Steve Jobs habla de emprendimiento y colaboración creativa en su nuevo libro: The Innovators: How a Group of Investors, Hackers, Geniuses and Geeks Created The Digital Revolution.

En muchas ocasiones se nos ha hecho creer que las grandes compañías tecnológicas han surgido porque uno o dos grandes genios han creado inventos disruptivos en sus garajes y han acabado levantando imperios alrededor de ellos. Sin embargo, se obvia, se minusvalora el duro trabajo en equipo, las horas de charlas, los engranajes que una empresa debe tener para llegar a convertirse en una compañía de éxito.

El escritor Walter Isaacson ha querido echar un capote a este espíritu de trabajo en equipo en su nuevo libro: The Innovators: How a Group of Investors, Hackers, Geniuses and Geeks Created The Digital Revolution. The Fiscal Times ha entrevistado al biógrafo de Steve Jobs, el cual ha decidido volver a centrarse en la industria tecnológica en otra obra mientras se espera que el biopic del fundador de Apple remonte el vuelo.

La idea principal del libro es que en la nueva era digital de poco sirve el individualismo. La clave está en colaborar. Esto se aplica a todos los ámbitos, incluyendo el de emprender. “Las personas que están fundando startups hoy se están dando cuenta de que la parte más dura no es crear la idea inicial, es conseguir montar un equipo de colaboración que sepa cómo ejecutarla. Todos los innovadores han tenido una gran visión, pero ellos sabían que la visión sin ejecución era alucinación. Así que encontraron socios que eran ingenieros o estrategas de negocios”, aclara el escritor.

Para muchos, durante mucho tiempo hablar de una revolución digital también suponía que lo tecnológico iba a sustituir a lo humano, con la pérdida de empleos que eso implica. “La gente siempre se ha preocupado de que la tecnología nos robe el trabajo. Encuestras todo tipo de nuevos trabajos hoy en día originados en las economías creativas y las economías colaborativas solo porque los teléfonos móviles se han transformado en smartphones”, explica Isaacson.

El escritor también ha hablado de las nuevas formas de trabajo y la transformación de los espacios laborales que están suponiendo tendencias como el coworking, que también se basan en la colaboración. “Pensamos que la tecnología nos permitiría trabajar a distancia, pero la creatividad es mejor en persona. A la gente le gusta estar con otras personas. Estamos viendo como la gente se muda a ciudades creativas en lugar de vivir por su cuenta y teletrabajar”, subraya.

“Cuando caminas por Googleplex o las oficinas de Bloomberg o Facebook ves que la gente colabora en grandes espacios abiertos y te das cuenta de que el valor de las personas estando juntas físicamente es difícil de estimar. La mayoría de las ideas son creadas de manera colaborativa y provienen de la comprensión de la historia antes de ellos y de gente con una amplia rama de especialidades”.

Isaacson también destaca cómo la revolución digital está sirviendo para mejorar ámbitos como el de la ubicación. “Hace unos años se pensaba que los cursos online perturbaría fuertemente la educación pero, como de costumbre, se tarda un poco más de lo que pensamos en que algunas transformaciones ocurran”. Isaacson explica que hoy los profesores pueden adaptar las lecciones al ritmo de cada alumno y se pueden ver vídeos o dar clases en tabletas. Pese a todo eso, las tareas siempre se hacen en un entorno colaborativo en clase con profesores y alumnos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor