Waymo deja de fabricar Firefly, su prototipo de vehículo autónomo

Innovación

La filial de Alphabet se centrará en el desarrollo de tecnología de conducción autónoma para terceros.

En el medio año que ha pasado desde que Alphabet presentase oficialmente su división de coches autónomos, Waymo, la subsidiaria del gigante ha tenido tiempo de acaparar titulares. Sea por sus litigios con Uber, el establecimiento de alianzas estratégicas como la que ha realizado con Lyft o sus posibilidades como spin-off de Google, que de consolidarse podrían llevar a valorarla en 70.000 millones de dólares, el negocio ha sabido establecerse como un recurso importante de los de Mountain View.

La compañía ha anunciado ahora un cambio en su estrategia. Waymo dejará de fabricar su prototipo de vehículo autoconducido, conocido como Firefly. En una entrada en Medium, los máximos responsables de diseño industrial e ingeniería de sistemas de la subsidiaria explican que la intención nunca fue la de la producción de una línea de vehículos propia, sino que la crearon como “una plataforma para experimentar y aprender”.

“Diseñando y construyendo un verdadero vehículo autoconducido desde el borrador, fuimos capaces de descifrar algunos de los primeros rompecabezas en conducción autónoma: dónde situar los sensores, cómo integrar el ordenador, qué controles necesitan los pasajeros en un coche que se conduce a sí mismo. Respondiendo a estas preguntas, Firefly definió algunas de nuestras herramientas más características.”

La compañía destaca otros logros del vehículo, como la realización del primer viaje autoconducido, para luego enfatizar que ahora es el turno de moverse a la “siguiente fase”. Para eso, retirarán su flota de Fireflies y se centrarán en la integración de la tecnología de conducción autónoma en vehículos de otras compañías, firmas de automoción especializadas en la producción de coches en cadena.

Con algunas de estas fabricantes ya están trabajando, como es el caso de Chrysler y su monovolumen Pacifica. Al aplicar la tecnología a empresas especializadas, Waymo espera acelerar el acercamiento de la conducción autónoma a un público más amplio, mediante vehículos que funcionan a toda su capacidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor