Webcam a la moda

Empresas

NGS acaba de lanzar al mercado la webcam más original del mercado: Bubble Cam.

Con un diseño novedoso y del todo llamativo, NGS presenta este dispositivo, perfecto tanto para ordenadores portátiles como de sobremesa. En blanco polar y azul neón, su diseño se basa en cuatro aros extensibles, lo que lo dota de una gran flexibilidad y adaptabilidad a las necesidades de cada momento. Pero también este diferencial diseño es muy útil cuando la cámara web se encuentra plegada, ya que se convierte en un auténtico objeto de decoración, posición cuya función principal es proteger el objetivo, además de reducir el espacio que ocupa.

Bubble Cam incorpora los últimos adelantos tecnológicos en captación y grabación de imágenes. De esta forma, se trata de una webcam con calidad VGA y un sensor CMOS de 300 K, que permite obtener una imagen de alta resolución. Además, incorpora micrófono y un botón que ofrece la posibilidad de capturar imágenes fijas.

Todas estas prestaciones convierten a Bubble Cam en una herramienta indispensable para las conferencias de trabajo o para mantener el contacto con amigos y familiares a través de Internet tanto a través de aplicaciones como Messenger de Microsoft, como Skype. Cuesta 29,90 euros (IVA incluido).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor