WhatsApp y Skype se enfrentan a una regulación más estricta en Europa

LegalRegulación

La nueva normativa para las apps de comunicaciones establecería reglas de seguridad y confidencialidad, además de obligaciones añadidas para estos servicios.

La Comisión Europea está revisando las regulaciones de las telecomunicaciones en la UE. Unos cambios que pueden afectar a las populares aplicaciones de comunicaciones y mensajería como WhatsApp, Skype y Facebook Messenger.

Bruselas se plantea endurecer las normas que rigen estas aplicaciones de mensajería, como parte de una revisión importante de la normativa que regula la industria de las telecomunicaciones. Esta revisión debería ser anunciada en septiembre.

Así, las herramientas de comunicación que llevan aparejados planes de datos tendrán que cumplir con nuevas normas de seguridad y confidencialidad, más estrictas, de acuerdo con un informe del Financial Times, que cita documentos internos de la Comisión.

“La Comisión ha estado estudiando la creciente importancia de los actores en línea que proporcionan servicios similares o equivalentes a los servicios de comunicación tradicionales”, explicó Nathalie Van Dystadt, portavoz de mercado único digital de la Comisión. El organismo está considerando si tendrían que modificarse las normas que rigen aplicaciones como Whatsapp y Skype, pero Van Dystadt no confirmó si finalmente será así.

En caso afirmativo, los gigantes tecnológicos estadounidenses, como Facebook, que también es propietario de WhatsApp, y Microsoft, propietaria de Skype, se enfrentarán a un nuevo problema en Europa. Estas empresas tradicionalmente han quedado fuera de la regulación de la industria de las telecomunicaciones europea. Esto les ha permitido más libertad para decidir cómo manejar las solicitudes de los organismos de seguridad o cómo monetizar los datos personales de clientes. Pero todo eso podría cambiar.

Si se introducen las nuevas normas, las aplicaciones de mensajería podrían tener una normativa similar a la mensajería de texto tradicional y las llamadas de voz serían reguladas por primera vez. Junto a la introducción de más normas de seguridad y privacidad, podrían obligar potencialmente a estos servicios a proporcionar acceso a los números de emergencia.

Una regulación que probablemente complazca a los gigantes de telecomunicaciones europeos como Telefónica y Vodafone. Las telecos han reclamado constantemente a la UE que equipare su situación legal a la de las empresas de Silicon Valley para competir mejor con ellas. Un elemento central de estas peticiones ha sido más paridad en la regulación de las empresas que operan dentro del mercado de las telecomunicaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor