WiFi en el coche, una realidad cada vez más cercana

EmpresasMovilidad
0 0

Los fabricantes de coches están estudiando la manera de convertir los vehículos en dispositivos inalámbricos en movimiento.

La empresa de investigación iSuppli prevé que 7,2 millones de coches integrarán sistemas WiFi para 2017, lo que supone 40 veces más que los 174.000 coches conectados que llegarán a las carreteras este año. Aunque WiFi es menos útil que la banda ancha móvil, la industria automovilística está realizando diferentes aproximaciones  para conseguir una conectividad completa para los coches del futuro, aseguran desde iSuppli.

El sistema Sync de Ford, por ejemplo, no proporciona un acceso a la banda ancha móvil por sí mismo, pero puede convertir el coche en un punto de acceso cuando el usuario pincha un USB de banda ancha móvil en el salpicadero. Optando por WiFi, lo que hace Ford es mantener los costes de conectividad bajos y permitir al mismo tiempo que el coche esté conectado a una red de banda ancha móvil cuando esté en movimiento.

Otro ejemplo de conectividad es el Audio A8 que llegará en 2011 con 3G integrado y WiFi suplementario. Este vehículo conecto se convierte además en un punto de acceso al permitir la conectividad de hasta ocho dispositivos WiFi, como tablets, smartphones o consolas de juego portátiles.

iSuppli sugiere en su informe que las compañías automovilísticas que están adoptando WiFi disfrutan de una ventaja competitiva respecto a los que están prescindiendo de ofrecer opciones inalámbricas. Y esto es particularmente cierto si se tiene en cuenta que Ford está encontrando nuevas oportunidades de ingresos en los coches conectados pidiendo a los desarrolladores que creen aplicaciones específicas para los automóviles. En Audi las oportunidades son mayores porque además de WiFi ofrece conectividad 3G.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor